Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2017 Página 1 de 3

Presente y futuro de la robótica industrial en Colombia

Ing. Esp. Camilo A. Barrera A.

Dado que nuestro país no es precisamente una potencia automotriz o electrónica, el uso de robots industriales ha sido llevado a la amplia diversidad de procesos manufactureros en cada una de nuestras regiones, por cuanto industrias como las de alimentos, bebidas, cosméticos, farmacéuticos, metalmecánicos, plásticos, cementos, vidrios, cerámicos, fundición y ladrilleras, entre otras, ocupan el mayor número de robots instalados.

El mundo abrió sus puertas a la Cuarta Revolución y la industria colombiana no puede ser ajena a este cambio, sin embargo, la capacidad instalada de equipos industriales y tecnología de punta es un ítem pendiente en la cadena productiva del país, que históricamente ha desarrollado su capacidad manufacturera desde mediados del siglo pasado combinando los procesos artesanales y manuales de fabricación, junto con oleadas de automatización, y para ser más exactos, con la actualización y modernización de equipos y plantas que ya han tenido un ciclo de vida mayor al esperado en países industrializados de primer orden.

Hablar de robots industriales en Colombia, hasta hace una década, era aún un tema bastante paradigmático, y en general instalarlos en una empresa sigue siendo hoy en día un tema de notorio interés para todas las personas que hacen parte de la cadena productiva de una organización sin importar el tamaño de la misma. Desde grandes multinacionales, pasando por reconocidas empresas nacionales e incluyendo las Pymes, en algún rincón de nuestra variada industria y de nuestra geografía nacional, podemos encontrar brazos robóticos realizando tareas repetitivas, entre estas algunas muy complejas.

¿Qué es un robot industrial?
El concepto de robot sigue teniendo para la humanidad una definición muy ambigua: Un niño de 8 años concibe el robot como una máquina androide (casi humano) con capacidades sobrenaturales de fuerza, velocidad y precisión. Un ciudadano del común, con poca afinidad por la ingeniería y en cualquier parte del mundo, quizás entenderá el robot como una máquina muy moderna capaz de realizar tareas automáticamente, y por qué no, arrebatarle puestos de trabajo y espacio a sus conciudadanos en una sociedad cada vez más tecnificada.

Es así que, para nosotros los ingenieros, técnicos de plantas y procesos o en general actores de la industria, debemos tener claro el concepto técnico de Robot Industrial y esta definición es la conciliada por la Norma Estándar ISO 8373 que define el Robot Industrial como un manipulador, reprogramable, multifuncional, con varios grados de libertad, capaz de manipular materiales, piezas, herramientas o dispositivos especiales según trayectorias variables programadas para realizar tareas diversas generalmente en ambientes industriales. Es claro que el uso de robots debe ocupar lugares de trabajo, o mejor, lugares del proceso donde la seguridad y ergonomía de las personas se vea afectada y donde al lado de los trabajadores humanos eleven la productividad de la empresa para la que laboran.

La Norma Estándar ISO 8373 define el Robot Industrial como un manipulador, reprogramable, multifuncional, con varios grados de libertad, capaz de manipular materiales, piezas, herramientas o dispositivos especiales.

Organización Internacional de Estándares (ISO)

Notemos la relevancia de estas tres palabras: Un robot es un manipulador; es decir, es una máquina capaz de realizar actualmente todas las actividades propias de la mano humana, la herramienta ideal; y no solo copiar los movimientos, sino realizarlos a una mayor velocidad y con una inigualable precisión y fuerza. Un robot Industrial puede levantar cargas desde 1 hasta 2300 kilogramos y alcanzar velocidades de hasta 20 metros por segundo según su tamaño y modelo.

Un robot es reprogramable, lo que quiere decir, que permite a su usuario final flexibilizar sus procesos a través de la programación de nuevas tareas y cambios en sus productos sin intervenir o cambiar físicamente las condiciones del equipo instalado y haciendo uso de las herramientas de software propias del robot o herramientas de programación fuera de línea ya existentes en el mercado.

Finalmente, al indicar que es multifuncional, se elevan las capacidades del robot industrial respecto a cualquier otra máquina involucrada en un proceso; por cuanto se convierte en una herramienta versátil para una misma organización o incluso para tareas de distintos ámbitos. Un robot articulado de seis ejes, por ejemplo, puede soldar piezas metálicas, ser usado para levantar y organizar cargas pesadas, alimentar máquinas CNC, pulir o brillar piezas, entre otras actividades. 


Palabras relacionadas:
robótica industrial en Colombia, uso de los robots industriales en Colombia, aplicaciones para robots industriales en Colombia, robots industriales en el sector productivo colombiano, robots para el sector manufacturero, brazos robóticos para la industria manufacturera, uso de robots industriales en la industria colombiana, empleo de robots industriales para sector productivo colombiano, número de robots industriales en Colombia

Acerca del autor

Ing. Esp. Camilo A. Barrera A.

Gerente General Robotika SAS
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Robótica