Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2017 Página 1 de 3

Manufactura colombiana, de la luz a la red

Joan H. Bocanegra Gutiérrez

En el mundo industrial se habla de Revolución, de transformación, de la necesidad de pensar distinto; y los ecos de este cambio apenas se están escuchando en Colombia.

De hemisferio a hemisferio, en seminarios, centros feriales, y coloquios universitarios, las palabras Industria 4.0, Smart Factory, IIoT, y Digitalización Industrial, parecen ser los únicos temas relevantes para las industrias de cualquier tipo, como si se intentaran redefinir una y otra vez, como si fueran nuevos ‘credos’ que buscan adeptos.

Hoy en las principales ferias de tecnología industrial del mundo no se habla de nada distinto; y es que no es para menos, se dice que es la nueva Revolución, que impondrá un nuevo paradigma, que redibujará lo que hoy imaginamos cuando pensamos en plantas industriales, que no volveremos a producir del mismo modo.

Lo anterior ha inquietado a organismos internacionales, que se han preguntado cómo hacer frente a esta nueva oleada de tecnologías disruptivas, las ventajas y retos que traerán a nuestras economías emergentes, tan vulnerables y deseosas de nuevos impulsos.

En Colombia también se han instalado sus pancartas, también han buscado hacerse un camino en esta parte del mundo, y un pequeño porcentaje de nuestros industriales, un tanto reacios, han escuchado sus promesas de eficiencia y productividad desde la distancia.

Por eso no es de extrañar, que algunos de los principales proveedores de tecnología en el país consideren a esta Revolución un espectáculo que vemos desde la gradería de una industria aún demasiado ‘humana’, y que algunos temen que sea de otra forma.

Así lo afirma Giovanny Serrano, gerente de productos Unitronics en Colsein, una reconocida compañía que suministra productos y servicios de alta tecnología en Colombia desde hace más de 25 años, para quien “la Industria 4.0 es un concepto aún no muy arraigado en el país”.

Y es que en una reciente encuesta realizada por la Asociación de Industriales de Colombia, Andi, el 54% de los consultados no negó su desconocimiento en lo que se ha denominado como la Cuarta Revolución Industrial , una que lleva la inteligencia artificial, los robots colaborativos, la nanotecnología y el mundo digital a la fábrica, lo que pone en evidencia que aún no han sido suficientes los decibeles utilizados por los divulgadores de esta irremediable transformación.

El término Industria 4.0, acuñado por el Gobierno alemán para describir la fábrica inteligente, es una visión de la fabricación informatizada con todos los procesos interconectados por Internet –IIoT (Internet Industrial de las Cosas)-, la cual conlleva muchos nuevos significados, y en los que se han presentado nuevos avances, en especial, en la incorporación de una mayor flexibilidad e individualización de los procesos de fabricación.

Como lo explica Camilo Barrera, gerente general de Robotika S.A.S., “el gran aporte de la Industria 4.0 es el hecho de hacernos partícipes de la conectividad a través de redes de datos y la tecnología Cloud, haciendo que los sistemas físicos, tal y como los conocemos hasta ahora, pasen a tener una mayor relevancia en el entorno digital y virtual”.

No obstante, hay quienes consideran temerario llamar a este nuevo modelo de producción una Revolución, y prefieren emplear el término evolución. Así lo manifiesta Sebastián Giraldo, gerente de marketing para la industria del Cluster Andino, de la compañía gala, Schneider Electric. “Nosotros, a diferencia de la mayoría, preferimos llamarla una Evolución a lo que se venía empleando en la industria, al unir la IT y la OT, es decir, la conjunción entre las Tecnologías de la Información y las Tecnologías de la Operación para hacer mucho más productiva a la industria, donde el IIoT es protagonista”.

Revolución o no, lo cierto es que en el boceto de la industria nacional son escasas las pinceladas de tecnologías que promulga la Industria 4.0, y, por el contrario, parece más amalgama, casi didáctica, de las distintas etapas evolutivas de las tecnologías para el sector productivo. Así lo describe Serrano: “En Colombia existen muchas plantas de manufactura que tienen 60 o 40 años. En las visitas que realizamos se evidencia que sus procesos productivos cuentan con equipos desactualizados, por lo cual no hemos conseguido desarrollar la tercera etapa de automatización.” A lo que Barrera sentencia: “Queremos algo imposible: saltar de la Industria 1.0 a la 4.0”.


Palabras relacionadas:
Industria 4.0 en Colombia, IIoT en Colombia, industria digital en Colombia, robótica en Colombia, uso de robots industriales en Colombia, brazos robóticos en Colombia, nivel de automatización de la industria en Colombia, robótica en la industria manufacturera en Colombia, plataformas para el control remoto en la industria de Colombia, plataforma de SAP para la Industria 4.0, competitividad de la industria colombiana

Acerca del autor

Joan H. Bocanegra Gutiérrez

Editor asistente de Reportero Industrial
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Automatización industrial

Documentos relacionados