Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2018

La realidad aumentada transforma a las fábricas y sus productos

Por: Felipe Rivera, Director de Automatización de Procesos para Schneider Electric

La realidad aumentada permite que los operadores pueden tener una vista combinada que les permite ver virtualmente dentro de una máquina, sin tener que abrir ninguna puerta.

En los últimos meses, la realidad aumentada (RA) ha ganado mucha atención tanto en los mercados de negocios como en los de consumo. Aunque las tecnologías de RA han existido durante -al menos- 15 años, apenas ha comenzado a adoptarse dentro de la industria. A diferencia de sus primeros tiempos, cuando instalarla implicaba equipos costosos, además de un despliegue complejo y un alto grado de experiencia técnica, hoy la realidad aumentada está en teléfonos inteligentes y tabletas, combinados con algunas herramientas innovadoras de ingeniería de software, que han hecho posible que los desarrolladores de todas las industrias logren soluciones amigables.

Pero, ¿qué es la realidad aumentada?

Dentro del ámbito de la fabricación industrial, la realidad aumentada puede entenderse como la combinación de un entorno "real" (lo que se ve con ojos propios, sin ayuda alguna) y otro "virtual" (generado por computadora); en esencia, una realidad mixta. Ambos entornos se pueden entender en términos de un ciclo continuo, con entornos reales en un extremo y entornos virtuales en el otro.

Gracias a esto los operadores pueden tener una vista combinada que les permite ver virtualmente "dentro" de una máquina, sin tener que abrir ninguna puerta. Esto es parte de lo que llamamos transformación digital, o industria intuitiva, un uso de la tecnología más avanzada para transformar y optimizar los procesos de fabricación; en este caso con las cámaras de los dispositivos móviles, el acceso a nuevas fuentes de información en tiempo real (generalmente a través de una red inalámbrica) y la conversión de esa información a visualizaciones y gráficos.

Le recomendamos : Realidad aumentada, la nueva herramienta industrial.

Algunas de sus aplicaciones prácticas

  1. Desarrollo de productos: evitan el costo de producir prototipos reales porque hace posible evaluar modelos virtuales de nuevos productos o nuevas líneas de producción en 3D que se pueden modificar fácilmente en tiempo real para modelos de proceso estáticos o dinámicos de alta fidelidad.
  2. Mantenimiento: cuando una máquina se descompone, una aplicación de realidad aumentada puede diagnosticar el problema y guiar visualmente a la persona de mantenimiento a través de reparaciones fáciles y rápidas.
  3. Aplicaciones de seguridad: las personas ya no necesitan tener un contacto directo con un equipo en funcionamiento que necesita revisión, pero no puede ser apagado. Las nuevas aplicaciones de realidad aumentada permiten al usuario "ver" el interior de un gabinete de metal cerrado, por ejemplo, y diagnosticar un problema sin tener que abrir físicamente la caja.

Le puede interesar: El futuro de la industria: en manos de la digitalización.

Beneficios a través de la integración de "extremo a extremo"

Se ha avanzado mucho en la tecnología para llegar a este punto, los servicios para la fácil integración, por tal motivo los casos de uso práctico deberían acelerar la adaptación de estas soluciones dentro del espacio de fabricación. Esto es sólo el comienzo de la transformación digital en la industria.

Felipe Rivera, Director de Automatización de Procesos para Schneider Electric.

Las sofisticadas herramientas de realidad aumentada requieren de un alto grado de integración para realizar sus funciones: el entorno físico, las fuentes de información, las interfaces gráficas, las especificaciones del producto (incluidas las compatibilidades del software y de la conectividad) y la inteligencia artificial deben funcionar en conjunto. De hecho, funcionan mejor cuando están conectadas con los procesos más amplios de toda la cadena de valor de fabricación.

Los proveedores con experiencia en los ámbitos de tecnología de operaciones (TO) y tecnología de la información (TI) desempeñan, así, un papel fundamental para la adaptación de estos modelos. La plataforma EcoStruxure de Schneider Electric, por ejemplo, consta de tres capas: productos conectados, sistemas de integración y análisis integrados para facilitar aplicaciones de realidad aumentada, a través de conectividad y movilidad, además de contar con análisis mediante la nube todo en un entorno de ciberseguridad.

 


Palabras relacionadas:
Realidad aumentada, aplicaciones industriales de la realidad aumentada, aplicaciones prácticas de la realidad aumentada, beneficios de la realidad aumentada para la industria, tendencias de la manufactura 4.0, nuevas tecnologías para el sector industrial, aplicaciones para realidad aumentada, características de la realidad aumentada, plataforma EcoStruxure de Schneider Electric, Schneider Electric.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manufactura inteligente - IIoT