Promocione sus productos o servicios con nosotros
Tukwila, WA, EE. UU. - Junio de 2017 Página 1 de 2

Vehículos con amortiguación de aire, una nueva alternativa para el manejo de materiales en la industria pesada

Jesse Farmer y Randy Manus

El AV es capaz de elevar toneladas de equipos a través de volúmenes de aire controlados y luego manipular la carga en cualquier dirección.

Existen dos retos inherentes en los procesos de producción cuando se deben mover y ubicar equipos de varias toneladas. El primero requiere el uso de transportadores tradicionales como grúas y líneas de arrastre. Estos operan en líneas rectas con movimientos unidireccionales que limitan las opciones de posicionamiento. Las máquinas elevadoras ofrecen un poco más de flexibilidad pero no están diseñadas para mover los equipos más pesados. El segundo reto es el más evidente: el costo. En grúas, los costos pueden ser excesivos, especialmente para las compañías pequeñas y medianas. Además, los gastos en mano de obra se deben tener en cuenta en cada estimativo de costo, ya que las grúas y las líneas de arrastre requieren equipos de operarios.  El equipo de trabajo para las grúas normalmente es de tres o cuatro personas y su operación generalmente detiene la producción debajo de la zona del movimiento hasta que esta se completa.

Existe una alternativa que proviene de una tecnología que se ha mejorado y actualizado significativamente en los últimos años: el vehículo de amortiguación de aire (AV). El AV es capaz de elevar toneladas de equipos a través de volúmenes de aire controlados y luego manipular la carga en cualquier dirección. Lo más sorprendente es que solo se requiere un operador entrenado para este tipo de transporte.

La tecnología existente detrás del AV
La tecnología del aerodeslizador, un sistema venerable desde los años 1950s, es el fundamento para el diseño de los vehículos con amortiguación de aire. A pesar de tener más de medio siglo de aplicaciones, incluyendo la famosa mesa de hockey de aire, las actualizaciones y mejoras a la tecnología en el siglo XXI van mucho más allá de lo que sus creadores imaginaron. Con los AVs, el sistema eleva una carga que generalmente está en un patín de soporte antes de crear una película de aire por debajo de cada rueda de aire para permitir el movimiento. Este es un sofisticado desarrollo que ha aumentado las funcionalidades del AV y lo ha vuelto más atractivo para la industria pesada, particularmente en espacios reducidos. Una de las mejoras notables es el PLC (Controlador Lógico Programable), diseñado para controlar la elevación y las maniobras a través de procesos digitales.

En la actualidad existen avances y beneficios adicionales que van más allá de los PLCs. Entre estos se incluyen el diseño robusto de la rueda de aire (las bolsas que capturan el aire para elevar y mover las cargas) y los sistemas de control de tracción de precisión. Los sistemas modernos AV también ofrecen el control automático de altura que puede compensar los ajustes en los pesos de las cargas y los centros de gravedad. El sistema remoto de radiocontrol, que generalmente sólo requiere un operario, cuenta con opciones de potencia, velocidad, dirección y maniobrabilidad, además tiene una función de parada de emergencia.

La flexibilidad inherente en la operación del AV asegura que el transporte de cargas mayores y de equipos como excavadoras, transformadores y buldózeres se puedan controlar fácilmente. Esta flexibilidad, combinada con la versatilidad de los AVs, han capturado la atención de la industria pesada que, hasta el momento, ha confiado en grúas y transportadores de banda. Las comparaciones de costos se balancean a favor del AV al tener en cuenta los tiempos, la fuerza de trabajo y todos los gastos operacionales relacionados con las grúas de movimiento aéreo.

Operaciones de grúas vs. AVs
La necesidad de las grúas en los ambientes de industria pesada no es discutible. La sección que merece un análisis es si el uso de los transportadores alternativos, como el AV, podría tener mayor sentido en términos de seguridad y tiempo.

Las grúas cuentan con un rango de operación fijo, lo que significa que solo pueden mover cargas en un área específica. No existe otro lugar a dónde mover la carga que dentro del rango de la grúa. Los gerentes de planta invierten muchas horas en la planeación por estas limitaciones inherentes ya que el inventario generalmente debe ser transportado a otras áreas para permitir que los movimientos de las grúas se completen. Con frecuencia se rechazan las solicitudes de expandir las instalaciones o la capacidad de las grúas debido a los costos que estas decisiones implican.

Las grúas son equipos de mucho trabajo. Por ejemplo, mover un producto 12 pies por encima (3.66 metros) requiere de un equipo de tres miembros que debe preparar los grilletes y el soporte de columpio para su enganche. En algunas oportunidades, la producción por debajo de la grúa se debe detener hasta que se complete el movimiento.

Los directores financieros son conscientes de los costos asociados a las operaciones de las grúas. Tomando como ejemplo una grúa de 450 toneladas, aunque este equipo se escoge muy rara vez en la industria pesada, la inversión viene con un alto precio, en el rango de los 2 millones de dólares. Los usuarios pagan un contrato de servicio que cuesta entre el cuatro y el siete por ciento del valor total de la grúa, dependiendo de la región donde se encuentre la grúa. Las operaciones se limitan de manera estricta por cláusulas de contrato y cada operario debe estar certificado.


Palabras relacionadas:
vehículo de amortiguación de aire en la industria, vehículos de amortiguación de aire en la industria, ventajas de los vehículos de amortiguación de aire, ventajas del AV en la industria, AV en la industria pesada, amortiguación de aire, vehículos con sistemas de amortiguación de aire

Acerca del autor

Jesse Farmer y Randy Manus

Jesse Farmer es el gerente del Grupo de Aplicaciones a la Medida; y Randy Manus es especialista senior de aplicaciones de AeroGo, Inc.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manejo de materiales