Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2021 Página 1 de 2

Sostenibilidad industrial de la mano de la tecnología

Por: Ana Paula Hernández Alday, periodista.

Más allá la instrumentación de procesos no contaminantes, abarca un enfoque conocido como ESG (Environmental, Social & Governance) que contemplan el impacto a todos los stakeholders en toda la cadena de valor.

Tener una perspectiva de sostenibilidad industrial requiere de estrategias de largo plazo que aseguren la perdurabilidad con innovación no solo en los sistemas de producción sino en la calidad del producto final, el ahorro de recursos –humanos y naturales– y el impulso a las comunidades donde se produce.

Para el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) ser sostenible es aprovechar los avances tecnológicos de manera responsable e impulsar una eficiencia mejorada y transparente en la cadena de valor, mientras que la ONU dice que el desarrollo sostenible es crecer para satisfacer nuestras  necesidades sin arriesgar la permanencia de las generaciones futuras.

Bajo esta óptica, la tecnología es el soporte y facilitador principal de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) referente a los impactos ambientales y sociales en la cadena de valor, en donde tecnologías como robótica, inteligencia artificial y aprendizaje automátizado, entre otras, pueden impulsar no solo una mayor rentabilidad sino una mejor eficiencia de los recursos y más valor en todas las etapas de la producción.


CONOZCA LA OFERTA DE NUESTROS PROVEEDORES DEL SECTOR INDUSTRIAL EN ESTE ENLACE.


En este contexto, ¿cómo podemos desarrollar industrias más sostenibles en América Latina? A continuación algunas experiencias que pueden guiarnos en esta ruta.

Aprovechamiento de los recursos: Henkel México

Henkel produce y comercializa marcas de consumo y tecnologías líderes en tres líneas de negocio, adhesivos, belleza, y detergentes y cuidado del hogar, con presencia Colombia, Chile y México, principalmente.

Su enfoque de sostenibilidad en la producción se enfoca en el aprovechamiento de los recursos. En cuanto a energía existe un sistema de monitoreo en tiempo real de los consumos de gas, electricidad y vapor con medidores instalados en puntos estratégicos. “Así podemos identificar oportunamente si está fallando algún equipo, si la frecuencia de paros y arranques incrementa o incluso, cómo las condiciones ambientales del lugar nos afectan”, señaló José Ángel Torres Carrillo, gerente del área de SHE en Planta Toluca Detergentes. También se monitorea el agua que permite la reducción del consumo por tonelada producida de detergente.

“Tenemos un sistema de tratamiento de agua por ósmosis inversa que sustituyó a una de menor eficiencia, pasando de un 86% a un 92%, que permite el empalme de bobinas de películas en la producción de detergentes en polvos que genera 40% menos mermas y con ello la disminución de los fletes para la disposición de los residuos”, dijo Torres. En 2019 la empresa reportó ventas superiores a 13,387 millones de pesos.


LE PUEDE INTERESAR: EL USO DE MOTORES ALTAMENTE EFICIENTES EN LA REDUCCIÓN INDUSTRIAL EN EL CONSUMO GLOBAL DE ELECTRICIDAD EN UN 10%: BUSINESS LEADER DE ABB


También hay un sistema de aprovechamiento de calor de las reacciones exotérmicas que conduce el aire caliente que genera la producción de materias primas hacia la planta de detergentes en polvo para aprovecharlo en el secado, reduciendo 60% el consumo de gas natural, y una báscula digital que está conectada a una nube, que permite simplificar el registro del peso de los residuos que ingresan.

Solarever: un camino gradual

Otro caso de éxito en la ruta de la sostenibilidad es la empresa mexicana Solarever dedicada a la producción de paneles solares para uso industrial y doméstico de calidad Tier-one, que cuenta con tres plantas en dicho país; la más grande y tecnificada se ubica en el estado de Colima, donde la línea de producción está 100% automatizada, que ensambla desde celdas de silicio con módulos desde 10 Watts para teléfonos hasta 540 Watts para techos de casas.

Por ello, se invirtieron 6 millones de dólares para desarrollar nuevos sistemas de almacenamiento de energía ESS (Energy Storage Systems) que están por obtener la certificación internacional UL-1741. “La tecnología con la que estamos trabajando es la del litio para almacenar energía solar, que se utiliza en las baterías para autos eléctricos”, aseguró Víctor Martinez, Gerente del Proyecto Solarever ESS.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Sostenibilidad industrial

Documentos relacionados