Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre 2013

¿Sabía que el 90% de las averías de aceite térmico son causadas por problemas con los equipos?

Comparta este contenido

Con solo verificar su aceite térmico de forma regular usted podría prácticamente eliminar las paradas no planeadas o las pérdidas de producción. La forma fácil de hacerlo es llevando a cabo un análisis de fluidos. Porque el análisis de fluido no es solo una verificación del fluido, es una prueba de su sistema.

Cuando llevamos a cabo la prueba de fluidos (sugerimos hacerlo anualmente o más frecuentemente para servicios altamente exigentes) los valores que obtenemos de rango de ebullición, viscosidad y acidez nos cuentan lo que está pasando adentro. Mejor aún, junto con una revisión del sistema uno a uno con usted, estos mismos resultados de prueba pueden ayudarnos a detectar problemas emergentes con oxidación, sobrecalentamiento, o posibles incompatibilidades en aquellos componentes interrelacionados que pueden conducir a problemas causantes de tiempos muertos.

Esto puede ayudarle a mantener el sistema activo cuando se supone que debe estarlo, y a saber de antemano si se requieren correcciones para el momento en que se tienen paradas programadas. Su sistema trabaja mejor, su fluido dura más y sus ingresos se mantienen.


Información de origen comercial