Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2020 Página 2 de 4

Reflexiones acerca del mantenimiento industrial

*El siguiente texto hace parte del artículo -Mantenimiento, y COVID y no COVID- escrito por Jorge Granada, director de Desarrollo de Nuevos Negocios en Knar Global, del Vol.88 ed.5 / Octubre – Noviembre 2020 de la revista impresa de Reportero industrial

La práctica FMEA, además de identificar estos modos o maneras de fallar, aporta otro elemento importante, y es un método específico a través del cual asignar un “numero de prioridad de riesgo”, que permite establecer qué modo de falla tiene mayor prioridad para su atención, permitiendo así orientar el esfuerzo de mantenimiento hacia aquellos modos que puedan generar mayor perjuicio al proceso productivo.  Nuevas versiones del MIL-STD-1629 pueden verse en el estándar IEC-60812:2008, pero la esencia se mantiene. 

El aporte del Boeing 747

Si uno quiere iniciar una relación romántica y duradera con el tema de Confiabilidad, una historia que debe revisarse es cómo la Aeronave Boeing -747 llegó a existir.  Para aquellos de nosotros que ya no somos tan chicos, la llegada del Jumbo (como se le llamaba publicitariamente) fue un hito por las grandes dimensiones de la aeronave.Me recuerdo con un helado en una mano, y mi papá en la otra, viendo desde una ventana del Aeropuerto El Dorado en Bogotá, lo desproporcionadamente grande que esta aeronave se veía, comparada con las otras que le acompañaban en la zona de taxeo. 

Quizás un poco menos espectacular, pero no menos meritorio, fue el hecho de que las proporciones de la aeronave retaran el modelo de mantenimiento “normal”, que existía hasta esa fecha en la industria aeronáutica. Este modelo de pensamiento era(y que me perdonen los aeronáuticos expertos por la sobre simplificación) desbaratar toda la nave y volverla a armar, en procura de darle seguridad. El supuesto básico era “Dado que todo se desgasta, si cambiamos todo, la aeronave será más segura”. 

Los Ingenieros Heap y Nolan retaron esta lógica de pensamiento y buscaron caracterizar el comportamiento de falla de los componentes que conformaban una aeronave. ¿Es verdad que todos los componentes de una aeronave se desgastan? 

Los resultados fueron contrarios a la “sabiduría popular de mantenimiento” de la época. El estudio demostró que algunos componentes ameritaban cambio a medida que acumulaban horas de operación (cerca del 11 %), pero para otros componentes no se ganaba confiabilidad ni seguridad adicional desensamblando y reensamblado la aeronave, incluso todo lo contrario. 

El impacto directo de este estudio fue un esfuerzo de mantenimiento concentrado específicamente en donde se ameritaba hacerlo, y una racionalización en los costos de mantenimiento, que finalmente fueron transferidos a los usuarios en el costo de sus tiquetes y rentabilidad para los operadores. Al racionalizar esfuerzo y costos de mantenimiento, se dio un impulso importante a la adopción de esta nueva aeronave por parte de las aerolíneas. 

Volvamos a los honorables Stanley Nolan y HowardHeap de 1978. Su trabajo se popularizó e hizo extensivo a escala global con el Nombre “Mantenimiento Centrado en Confiabilidad” o RCM. Los temas centrales de un Análisis RCM parten de un entendimiento de los modos de falla, no simplemente a nivel de saber que un modo de falla “existe” (FMEA), sino a nivel de entender cómo se comporta su tasa de ocurrencia de falla con la acumulación de tiempo operacional. 

Si la tasa de ocurrencia de fallas no se incrementa con el tiempo, no tiene mucho (ningún) sentido reemplazar un componente a medida que el tiempo transcurre. Ahora, si la tasa de falla del componente sí se incrementa, es importante entender esta tasa de crecimiento. Este mayor entendimiento puede obtenerse de manera estadística (evaluando poblaciones de componentes) o de manera determinística observando alguna medida física directamente sobre el componente e individualizando la condición de este, en función del tiempo. Este conocimiento se acompaña de una lógica de selección de estrategia de mantenimiento que le ayuda al analista de mantenimiento a definir la mejor manera de proceder respecto de cada uno de los modos de falla identificados. 

Un Análisis RCM ofrece varios productos. Inicialmente está la estrategia de mantenimiento basada en confiabilidad, pero un producto frecuentemente olvidada es la capacidad de establecer qué restricciones, al no poder ser atendidas por mantenimiento, deben ser llevadas a un equipo de ingeniería para realizar modificaciones sobre el activo, que lo hagan compatible con su contexto operacional. El mantenimiento no es omnipotente, y para esto casos como este último, hacer mantenimiento solo causaría perdidas recurrentes enel proceso de producción y consumo injustificado de recursos de mantenimiento. 

El lector interesado puede consultar las normas IEC 60300-3-11:2009, o la norma SAE-JA1011 o SAE JA-1012 para una versión actualizada (y quizás un poco sobre simplificada, para mi gusto) de lo que debe cumplir un Análisis RCM. Afortunadamente, del mismo mundo militar es posible acceder a documentos bastante completos como el GUIDELINES FOR THE NAVAL AVIATION RELIABILITY-CENTERED MAINTENANCE (RCM) PROCESS (01 JUL 2005) que permite entender, en cámara lenta y con mucho detalle, de qué se trata un análisis RCM y cómo se aplica.


Palabras relacionadas:
Gestión del Mantenimiento, confiabilidad, Inteligencia Artificial, modos de fallas, procesos industriales, ecosistema productor de tecnología.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mantenimiento de planta - Gestión de activos

Documentos relacionados