Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2014 Página 3 de 5

Evolución y retos de la seguridad industrial en Colombia

Joan H.Bocanegra Gutiérrez

Colombia no ha sido ajena a estos cambios, como lo destaca el Ing. Rojas: “Hubo un avance muy importante a partir del año 2000, y es la adopción en el país del concepto de Sistema de Gestión de Riesgos, adoptando la metodología del los Sistemas del Aseguramiento de la Calidad (normas ISO 9000), que les dijo a los empresarios, usted para gestionar los riesgos del trabajo tiene que tener prácticamente los mismo elementos de una norma de gestión de calidad, una política clara, una fuerte estructura organizacional, recursos, objetivos claros y  realizar un análisis estratégico, lo que a la larga termina por eliminar completa o parcial los riesgos y las enfermedades laborales, lo que se traduce en una mayor productividad y competitividad. En las compañías grandes, sobretodo, existen departamentos que trabajan exclusivamente los temas de seguridad, salud, medio ambiente y calidad, porque la metodología es muy similar. Esa es la gran evolución de la última década.”

Decreto 1562

Por parte del Estado, la última iniciativa legislativa se presentó en el año 2012, cuando el Congreso de la Republica decretó la Ley 1562, que modificó el Sistema de Riesgos Laborales y dio origen al Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST). Este sistema establece un proceso lógico y por etapas, basado en la mejora continúa y que incluye una política, organización, planificación, aplicación, evaluación, auditoría y acciones de mejora con el objetivo de anticipar, reconocer, evaluar y controlar los riesgos que puedan afectar la seguridad y salud en el trabajo.

Según el Ing. Helien Parra Riveros, docente de la Universidad Nacional y catedrático del área de Seguridad Industrial, de la facultad de Ingeniería Industrial, “lo que pretendió esta iniciativa fue, en primer lugar, relegitimar un decreto que por orden normativo era inferior y llevarlo a un plano de ley. La segunda intención fue fortalecer el sistema dándole unas herramientas básicas, y subsanar algunas debilidades que se presentaban  en el sistema legal anterior, como la desprotección del trabajador si no se había hecho un pago, porque el modelo, era un modelo de aseguramiento basado en riesgos, era un modelo de seguro.”

No obstante, el nuevo sistema plantea algunos retos, que según expertos, serán difíciles de cumplir para la pequeña y microempresa, debido sus limitaciones de presupuesto y estructura organizativa. Así lo advierte el Ing. Parra: “La intención inicialmente pueden verse como muy buena, pero cuando se empieza a ver la realidad de la empresa nacional, se encuentran profundas diferencias. Una empresa que hoy se encuentra en la industria de sectores decaídos o en depresión, enfrentando mercados internacionales, con problemas financieros, con problemas de rezago tecnológico, ahora tiene que asumir una carga adicional, desarrollar un Sistema de Gestión de Riesgos que pueda ser verificable y que brinde resultados. Se trata de un tema de capacidad, si las empresas escasamente tienen un modelo financiero, desarrollar un sistema que es importante, porque se trata de cuidar a su personal, pero que no pertenece al objeto de su empresa, es algo que no tiene coherencia con la realidad.”

De esta forma, la academia invita al Estado a evaluar métodos que puedan ayudar al pequeño y microempresario a hacerse participe de esta iniciativa, sin que esto se convierta en un obstáculo adicional al difícil momento que vive la industria. “Se debe empezar a evaluar cómo se expone el problema en su fondo, ¿tenemos la capacidad o no?, si no la tenemos, cómo podemos agruparnos para lograrlo. Nuestra propuesta es unirnos entre sectores, el Estado debe idear apoyos de tipo nacional, distrital y municipal, para así convertir esto en una política de Estado, e invitar a los empresarios a que conozcan la legislación, y no convertirlo en un proceso de consultoría o de venta de servicio”, afirma el Ing. Parra.

Otro aspecto que preocupa a la academia, y a lo que la actual legislación aun no logra responder, es el escaso apoyo a la investigación, un mal que no aqueja exclusivamente al sistema de salud ocupacional. “Recientemente, el Instituto Nacional de Salud afirmó que estaba empezando a estructural su función de investigación en salud ocupacional, pero cuántos recursos tiene, cuántas personas tiene contratadas, cuántos fondos para investigación tiene. Si no es así, cómo va dictaminar una política pública de salud ocupacional. La realidad es que la salud ocupacional no es un problema de salud pública formal, y mientras eso no suceda, la investigación seguirá siendo mínima, y la población económicamente activa, que produce el valor de la nación, seguirá siendo afectada por la inexistencia de un plan ocupacional integral”, denuncia el Ing. Parra.

Este escaso trabajo en materia de investigación ha limitado la creación de una legislación precisa y clara frente a las distintas enfermedades ocupacionales, la cual permitiría esclarecer, por fin, quién debe presentar atención a los trabajadores cuando sufran de ciertas patologías, y así garantizar una atención sin limitantes, que alivie el sistema de salud. Por eso, para el catedrático Parra el Estado debe “consolidar toda la información y generar una agenda de investigación-acción, es decir, una investigación operativa, de carácter público. Colombia adolece de una normatividad específica para cada una de las enfermedades, de protocolos, de medidas de atención, cuidado y detección, lo cual le convendría mucho al sistema de salud, porque permitiría hacer muy clara la distinción.”


Palabras relacionadas:
Seguridad industrial, Colombia, Rafael Uribe Uribe, seguridad laboral, Ley Uribe, prestaciones, indemnización, Código Sustantivo del Trabajo, Renán Rojas Gutiérrez, Consejo Colombiano de Seguridad, CCS, Código Sanitario Nacional, Ministerio del Trabajo, Comité Nacional de Prevención de Accidentes, Conalpra, Helien Parra Riveros, Universidad Nacional, facultad de Ingeniería Industrial

Acerca del autor

Joan H.Bocanegra Gutiérrez

Productor editorial de Reportero Industrial Productor editorial de Reportero Industrial
x
jaime
27 de octubre de 2020 a las 19:23

la evolución en temas relacionados con la seguridad industrial y de los mismo implementos de protección personal en latino américa que podemos visualizar como empresas como google y bing empiezan a apoyar negocios relacionados con dicho tema, como lo son 3M - PORTWEST y en casos muy concretos en desarrollo de ideas como lo es Feryseg SAS que presenta una idea simple separar por primera vez el mercado de clientes y distribuidores ofreciendo dos opciones como son https://feryseg.com para clientes y https://ferreteriayseguridadindustrial.com para distribuidores, el tema de la seguridad crece cada día mas y tener quien apoyen estas ideas de evolución dan un buen impulso.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Seguridad industrial

Documentos relacionados