Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2014 Página 2 de 5

Evolución y retos de la seguridad industrial en Colombia

Joan H.Bocanegra Gutiérrez

Para el Ing. Rojas, 1979 fue un año trascendental para el desarrollo la seguridad industrial en el país, ya que se dictaron obligaciones mucho más sólidas para los industriales. “Para ese momento teníamos solo unos artículos del Código Sustantivo del Trabajo que definían que era una accidente de trabajo y que era una enfermedad laboral, y determinaba algunas conceptos sobre las obligaciones del empleador, sin embargo no tenían mayor peso”.Lo anterior generó una obligación legal mucho más concreta, y le otorgaron al Ministerio del Trabajo y al Ministerio de Salud opciones de vigilancia e inspección, las cuales llevaron a los empleadores a instalar departamentos de seguridad industrial de mayor rigor.

No obstante, para ese momento el sistema continuaba presentando algunas fallas, enmarcadas en el manejo único que le daba el Instituto de los Seguros Sociales a los accidentes laborales, las enfermedades comunes y las enfermedades profesionales. Esta nula distinción no permitía establecer responsabilidades claras frente a la salud de los trabajadores y no se realizaban controles sobre las políticas de prevención que se dictaban al interior de las industrias. Como lo afirma el Ing. Rojas: “Hasta ese momento el ISS manejaba integralmente los riesgos de invalidez y muerte, riesgos de enfermedad común y riesgos de enfermedad común y accidente laboral, por lo que en el fondo no existía ninguna presión para los empresarios para que desarrollasen programas de prevención y capacitación, porque no se diagnosticaban claramente las enfermedades laborales. Económicamente hablando, todo iba al mismo bolsillo y salía del mismo bolsillo”.

Este modelo sufrió una ruptura con la Reforma de la Seguridad Social en el año 1993, gracias a la aprobación de la Ley 100, un ambicioso plan que buscaba lograr en una década la cobertura en salud de todos los ciudadanos, objetivo que no se cumplió. Esta ley permitió que el sector privado entrara a competir con el ISS en la prestación de servicios de salud, y dio origen a las Administradoras de Riesgos Profesionales (ARP, hoy conocidas como ARL), entidades que se dedicarían exclusivamente a realizar actividades de promoción y prevención tendientes a mejorar las condiciones de trabajo y salud de la población trabajadora; prestar atención en salud a los trabajadores que hayan sufrido una lesión como consecuencia de un accidente de trabajo o enfermad profesional; pago de prestaciones económicas que se deriven de las contingencias de accidentes de trabajo o enfermedad profesional; y apoyar las actividades destinadas a establecer el origen de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales y el control de los agentes de riesgos ocupacionales.

Una año más tarde, el Ministerio del Trabajo decretó la Ley 1295 de 1994, con la cual se creó el Sistema General de Riesgos Profesionales, un conjunto de entidades públicas y privadas, normas y procedimientos, destinados a prevenir, proteger y atender a los trabajadores de los efectos de las enfermedades y los accidentes que puedan ocurrirles con ocasión o como consecuencias del trabajo que desarrollan.

Para el Ing. Rojas, “con la Reforma de la Seguridad Social se separaron los tres grandes campos: pensiones, salud y riesgos laborales, lo que obligaba a cada uno a asumir su costo independientemente y a determinar el origen de la enfermedad, es decir, puntualizar si se trataba de una enfermedad de origen general o laboral. Mientras en las EPS hay algunos límites en la atención y en las indemnizaciones, en las ARP esos límites no existen, lo que genera una serie de intereses económicos para tratarlos de forma distinta. Ese proceso de identificación es lo que permitió un desarrollo muy importante de lo que hoy en día entendemos como riesgos de trabajo o riesgos laborales”.

Nuevo siglo, nuevos retos

El alba del siglo XXI trajo consigo la implementación de políticas globales de prevención de riesgos, agrupadas en la normativa OSHAS 18001, del año 2007, la cual presenta los  lineamientos para establecer Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo. La certificación OHSAS 18001 permite a las empresas gestionar los riesgos operativos y mejorar el rendimiento. El estándar ofrece orientación sobre la evaluación de la salud y la seguridad, y sobre cómo gestionar más eficazmente estos aspectos de sus actividades empresariales, teniendo en cuenta minuciosamente la prevención de accidentes, la reducción de riesgos y el bienestar de sus empleados.  


Palabras relacionadas:
Seguridad industrial, Colombia, Rafael Uribe Uribe, seguridad laboral, Ley Uribe, prestaciones, indemnización, Código Sustantivo del Trabajo, Renán Rojas Gutiérrez, Consejo Colombiano de Seguridad, CCS, Código Sanitario Nacional, Ministerio del Trabajo, Comité Nacional de Prevención de Accidentes, Conalpra, Helien Parra Riveros, Universidad Nacional, facultad de Ingeniería Industrial

Acerca del autor

Joan H.Bocanegra Gutiérrez

Productor editorial de Reportero Industrial Productor editorial de Reportero Industrial
x
jaime
27 de octubre de 2020 a las 19:23

la evolución en temas relacionados con la seguridad industrial y de los mismo implementos de protección personal en latino américa que podemos visualizar como empresas como google y bing empiezan a apoyar negocios relacionados con dicho tema, como lo son 3M - PORTWEST y en casos muy concretos en desarrollo de ideas como lo es Feryseg SAS que presenta una idea simple separar por primera vez el mercado de clientes y distribuidores ofreciendo dos opciones como son https://feryseg.com para clientes y https://ferreteriayseguridadindustrial.com para distribuidores, el tema de la seguridad crece cada día mas y tener quien apoyen estas ideas de evolución dan un buen impulso.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Seguridad industrial

Documentos relacionados