Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2022

Electrificación automotriz depende de transición a energías renovables

El sector automotriz mexicano enfrenta retos en inversión y marco jurídico para el desarrollo de una industria automotriz eléctrica.

México se ha convertido en uno de los competidores emergentes en producción de autopartes para el mundo en un contexto en el que la manufactura automotriz tiende hacia la electrificación. En el futuro, muchas partes comunes del automóviles podrían desaparecer, como es el caso del clutch, por la transición que países como Francia o Reino Unido están liderando para que los vehículos que funcionan con cosbustibles fósiles dejen de ser vendidos en sus territorios hacia mitad de siglo.

Esta tendencia marca una urgencia de los proveedores de autopartes mexicanos por empezar a enfocarse en los ya bien establecidos mercados de automóviles eléctricos para mantenerse en alta competitividad como hasta ahora. No obstante, la industria mexicana enfrenta varios retos que le impiden avanzar en el objetivo de electrificar la industria. 

Estos retos son:

  • El bajo desarrollo de energías renovables en México
  • La falta de inversión extranjera
  • La falta de condiciones jurídicas claras para la fabricación 
  • Cambios en las reglas de operación

CONOZCA LA OFERTA EN MOTORES DE NUESTROS PROVEEDORES DEL SECTOR INDUSTRIAL EN ESTE ENLACE.


“Nosotros ya fabricamos todas las autopartes para los vehículos de nuevas tecnologías, eso ya lo estamos haciendo. Iniciamos hace un par de años atrás y vamos a fabricar lo que el cliente nos pida. De los 94,000 millones de dólares de producción de autopartes (que realiza la industria mexicana) para 2021, casi 70,000 millones van a Estados Unidos y allá ya hay mucha fabricación de vehículos eléctricos y nueva tecnología”, dijo Alberto Bustamante, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA) a El Economista.

No obstante, este panorama ofrece oportunidades de adaptación, pues a comparación de un motor de combustible o díesel, los motores eléctricos precisan menos partes para su fabricación.

“De tener 80,000 números de partes más el tren motriz, ahora vas a tener 1,000 piezas, porque el motor eléctrico es sencillo y casi no hay partes móviles y esto es un impacto para la industria metalmecánica, para los que están en forjas, por eso se debe llevar a cabo una reconversión tecnológica de proveedores para ver en qué se van a enfocar”, explica Arturo Rangel, especialista en la industria automotriz del sector empresarial y ex miembro del Cuarto de Junto del T-MEC y el CPTPP.


LE PUEDE INTERESAR: PROVEEDORAS AUTOMOTRICES INICIAN OPERACIONES EN MÉXICO


México podría incursionar en la fabricación de baterías de litio a forma de abrirse al mercado de los eléctricos. El país ya cuenta con el segundo yacimiento de este mineral en el mundo y solo necesita un esfuerzo público, privado o mixto para hacer una explotación apropiada del recurso. 

“Pero el simple hecho de que estemos sentados sobre la mina de oro, no significa que ya seamos millonarios, la extracción es una parte, pero después, el procesar el material es otra parte. Si el gobierno lo quiere tomar, necesita hacer una inversión muy fuerte para poder competir globalmente, de lo contrario terminaremos como proveedores de la materia prima”, sentencia Rangel.


Palabras relacionadas:
sector automotriz, mercado automotriz, mercado automotriz México, México autos eléctricos, electrificación automotriz México
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mercado: Automotriz

Documentos relacionados