Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2022

El fin del caos en el inventario

Por: Francis Richt, mánager global del negocio de mecanizado digital de Sandvik Coromant

Los programas informáticos ayudan a los fabricantes a optimizar sus inventarios de herramientas y sus beneficios.

La productividad es la meta por excelencia de cualquier fabricante, y tiene un gran efecto en los recursos, la eficiencia operativa y los beneficios. A pesar de ello, no se pone suficiente atención en lo que a uno de los mayores consumidores de tiempo se refiere: la mala gestión del inventario de herramientas. Disponer de la herramienta correcta en el momento correcto es fundamental para los fabricantes.

En un taller normal, los operarios dedican el 20% de su tiempo a buscar herramientas, mientras que el 15% de los trabajos tienen que reprogramarse o retrasarse por no encontrar las herramientas correctas. Estos hallazgos, basados en los estudios realizados por Sandvik Coromant entre sus propios clientes, reflejan la cantidad de tiempo que se pierde como resultado de la mala gestión del inventario de herramientas.

La mala gestión del inventario deriva en niveles de inventario de alto valor acumulados, gran cantidad de stock obsoleto o rupturas de stock, lo que da lugar a inventarios agotados cuando más se necesita una herramienta concreta. Otros problemas procedentes de esta mala gestión son la dificultad para medir el rendimiento de la herramienta y el aumento de los costes de gestión de las existencias y el procesamiento de los pedidos.

Al ser la fabricación un sector tan dependiente del tiempo debería evitar perder tanto tiempo buscando herramientas y piezas de repuesto. ¿Dónde se equivocan los fabricantes en la gestión de las herramientas? Uno de los problemas es que la gestión de las herramientas y los sistemas de vending de herramientas siguen ocupando un lugar marginal en múltiples organizaciones. Además, estas empresas dependen de otras personas para inspeccionar y reponer sus armarios de herramientas.


CONOZCA LA OFERTA DE NUESTROS PROVEEDORES DEL SECTOR INDUSTRIAL EN ESTE ENLACE.


Muchos fabricantes se resisten a incorporar la digitalización porque no tienen muy claro cómo encajar la Industria 4.0 en sus procesos de trabajo afianzados —como la planificación de recursos de la empresa (ERP, por sus siglas en inglés); la supervisión, la adquisición y el control de datos (SCADA, por sus siglas en inglés); y los sistemas de ejecución de la fabricación (MES, por sus siglas en inglés)— y cómo convencer de su uso a los trabajadores en el taller. 

En el informe Digital Factories 2020: Shaping the future of manufacturing  señaló que "el auténtico efecto de la digitalización solo se percibe cuando las empresas están conectadas en tiempo real con sus proveedores y clientes estratégicos". Más concretamente, esto se consigue con dispositivos de la Industria 4.0 como, por ejemplo, sensores en las líneas de producción y montaje para recopilar datos en tiempo real para mejorar la capacidad de análisis y las decisiones tomadas. Al igual que en la gestión de la cadena de suministro, esta idea de mejorar la captura de datos también puede aplicarse a la gestión del inventario.

No obstante, es un reto porque la gestión de inventarios tiene múltiples facetas diferentes. Estas incluyen la supervisión de los niveles de inventario y saber cuándo hay que pedir herramientas nuevas para garantizar que la producción no se detiene nunca. Un ejemplo citado en el informe de PwC es la planta alemana de Fujitsu, en Augsburgo, que utiliza la supervisión automatizada de la evolución de los estantes para optimizar los niveles de inventario y evitar las rupturas de stock. Según el informe, las instalaciones tienen "un punto de almacenamiento provisional" (su "supermercado") y vehículos autónomos eléctricos que están integrados en su MES para garantizar una entrega just in sequence.

En este caso, la gestión digital del inventario hace mucho más que ahorrar tiempo a la empresa, también contribuye a acelerar los tiempos de producción. Una gestión optimizada del inventario no es exclusiva de grandes multinacionales como Fujitsu. Gracias al software, los fabricantes pequeños y medianos también pueden automatizar sus polifacéticos procesos de gestión del inventario.

Las RBUI también son la nueva tendencia del software de ERP, lo que permite a los trabajadores que realizan las mismas tareas una y otra vez acceder más fácilmente a sus aplicaciones más usadas. Esto puede ser crucial para convencer a los operarios de la planta.

Los especialistas de Sandvik Coromant tienen claro que la automatización es indispensable para lograr mejorar la eficiencia y sostenibilidad de nuestros clientes. Al fin y al cabo, un aspecto fundamental de la sostenibilidad, en especial en la eficiencia energética, es poder analizar y predecir el uso de los recursos, lo que incluye el inventario de las herramientas.


Palabras relacionadas:
software de mantenimiento de activos, mantenimiento de activos en plantas industriales, soluciones para mantenimiento de activos
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mantenimiento de planta - Gestión de activos

Documentos relacionados