Page 33

RI-Oct-Nov-2017

www.reporteroindustrial.com | OCTUBRE/NOVIEMBRE 2017 | M-3 absoluta ante la idea de disminuir el contenido regional del sector automotor (autopartes 60%; automóviles 62,5%; y tractocamiones 60%). En rastreo arancelario, se propone mantener el sistema de cálculo actual y, en caso de modicación o cancelación, se deberá hacer el análisis de qué autopartes requerirán un cambio en su mínimo contenido regional teniendo en cuenta las materias primas que no se producen en la región. Así mismo, se busca la creación de un sistema tripartita de acción contra prácticas desleales de comercio contra países fuera de NAFTA que sea rápido y expedito. En normalización, México plantea adherirse al sistema de normas de EE.UU. y Canadá para la industria automotriz tanto en automóviles, tractocamiones como en autopartes. Para temas laborales, uno de los puntos más álgidos del debate, hay un absoluto rechazo a la idea de intervenir los salarios y condiciones laborales dentro de los países del Tratado. Sobre el escenario de terminar el TLCAN, Albín comentó que resultaría en un “Harakiri” para la industria de toda la región porque, al elevar los aranceles a productos mexicanos, se perdería competitividad frente a proveedores automotrices de Asia y Europa. “De terminar el TLCAN, el mayor perdedor sería Estados Unidos”, señaló. Con esto, el esfuerzo del equipo negociador está concentrado en mejorar el acuerdo y empezar a actuar como bloque. Finalmente, al referirse a las áreas de oportunidad en la manufactura de autopartes, Albín fue enfático en decir que la denominada manufactura 4.0 es una realidad que se debe entender y, si se instala en México, la mano de obra intensiva en algunos segmentos dejará de ser un valor agregado. “Tendremos un cambio en la forma de manufacturar autopartes y, si no lo entendemos, nos quedaremos atrás. Tendremos que pasar a ser un país manufacturero de autopartes de alta tecnología, robotización y competitividad”, indicó. ¿Qué es y qué no es Industria 4.0? Sea una moda o no, la Industria 4.0 no es un error si no un kit de herramientas tecnológicas que le permitirán mejorar su posición competitiva. Esta fue una de las principales conclusiones del panel que cerró la tercera jornada del Simposio Manufactura de Autopartes, enfocada en Industria 4.0, digitalización y manufactura aditiva. La simulación, realidad aumentada y virtual, la manufactura aditiva, el Internet Industrial de las Cosas, la robótica y la automatización en el control de procesos son Especial 6to Simposio de Autopartes algunas de las herramientas que componen el kit hacia la Industria 4.0; sin embargo, para Lina Huertas, jefe de estrategia de tecnología para manufactura digital en el Centro Tecnológico de Manufactura (MTC, por su sigla en inglés), la I4.0 no se trata de las tecnologías en sí mismas si no de encontrar las oportunidades para que estas pueden añadir valor a las tareas cotidianas de una empresa “Para una pyme estar en la Industria 4.0 puede ser tan sencillo como lograr capturar datos de una máquina y poder visualizarlos en una pantalla”, indicó Huertas. Abraham Tijerina, coordinador de la estrategia Nuevo León 4.0, añadió que esta es una losofía de trabajo y de afrontar los retos del mercado. Haciendo la comparación con un buet, explicó que el portafolio de tecnologías ya existe, y muchas de ellas ya se vienen utilizando de forma aislada. “No todas las empresas deben tener acceso a todas las tecnologías porque quizás no las necesitan. Como en un buet, tienes todo un menú de ingredientes y depende de lo que quieras cocinar, agarras dos ingredientes para conectarte con la cadena”, comentó. A su turno, Héctor Soto, director general del Clúster Automotriz de San Luis Potosí, agregó que la Industria 4.0 es una moda por el término en sí mismo y que, entendiendo los costos que puede representar para una empresa, lo que se debe hacer es conocer con anterioridad qué y que no se puede hacer con ella y con las tecnologías que están involucradas. “Es como cuando hubo una crisis en el sector automotriz en 2009 y muchas empresas apretando el botón de pánico trataron de virar hacia el sector aeroespacial y descubrie ron que son negocios diferentes. La (Industria 4.0) debe de estar ligada con el plan estratégico de las compañías y si está dentro de él es posible hacer todas las inversiones requeridas, se va a contar con el capital humano necesario y año con año se podrán medir resultados”, indicó. El Simposio Manufactura de Autopartes contó este año con la participación de mediosde comunicación internacionales quienes dieron amplia cobertura a las soluciones y tecnologías presentadas como en esta foto en el estand de Hilma, una división de Carr Lane Roemheld, dedicada a brindar soluciones de ingeniería de cambio rápido de troqueles y moldes, sistemas magnéticos, aplicaciones de montaje y manipulación, y abrazaderas de sujeción hidráulicas.


RI-Oct-Nov-2017
To see the actual publication please follow the link above