Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril 2017

UR10, en el centro del proceso de industrialización 4.0

Con la implementación de robots colaborativos UR10, la compañía Continental Automotive Spain ha logrado reducir los tiempos de cambio hasta en un 50%.

Continental es una empresa en constante crecimiento que, en sus 25 años de historia en la industria de la automoción, siempre se ha centrado en la innovación y, como resultado, ha ganado numerosos proyectos importantes ante la competencia de otros jugadores de primer nivel.

Cyril Hogard, gerente de planta en Continental Automotive en España, enfatiza que uno de los desafíos principales de la industria es mejorar la productividad, dado que la empresa opera en un sector altamente competitivo. Cuando escuchó por primera vez sobre los robots colaborativos, hace 2 años, no tardó en convencerse de que los cobots serían el pilar del crecimiento de Continental Automotive dentro de la Industria 4.0, basándose, entre otras cosas, en la rápida y fácil integración, el mínimo mantenimiento y la productividad mejorada.

La empresa Continental Automotive Spain eligió Universal Robots para realizar las tareas de manipular y validar placas PCB y componentes durante su proceso de fabricación, una tarea monótona y repetitiva que, al mismo tiempo, requiere de precisión y delicadeza.

En un principio, instalaron dos robots UR10 para cargar y descargar placas PCB y para ensamblar componentes. Actualmente, se han instalado seis cobots UR10, se tienen proyectado tres adicionales.

El primer proyecto se inició con un entusiasmo especial, ya que el uso de robots colaboradores significaba trabajar con una tecnología de vanguardia con procesos basados en una filosofía robótica más moderna, de acuerdo con la nueva Industria 4.0, pregonando el surgimiento de la Fábrica Inteligente, donde la automoción y el Internet de las Cosas Industrial (IIOT, en inglés) son clave.

La aplicación de robots de UR la realizó el ingeniero Víctor Cantón, que aceptó el desafío a pesar de que no contaba con experiencia en robótica hasta entonces. Sin embargo, en unas semanas entendió lo básico de los cobots de UR y pudo comenzar la programación. Tener un UR disponible en una instancia tan temprana del proyecto le permitió realizar pruebas y cálculos del ciclo y los movimientos en un laboratorio, a fin de reestructurar y acelerar la implementación.

Las ventajas
Control y flexibilidad: La empresa logró mantener el control sobre las decisiones realizadas por el robot gracias a una programación muy simple. Todos los elementos electrónicos y controladores están combinados dentro de un punto central, lo que les permite programar cambios sin la ayuda de expertos externos.

Menos carga para el equipo: La llegada del cobot constituyó un cambio en el rol de los operadores, quienes ya no tienen que realizar tareas no especializadas, como mover componentes de una estación a la siguiente. Ahora se pueden concentrar en tareas especializadas que contribuyen a mejorar la producción.

Reducción del costo: Automatizar el trabajo de partes y componentes móviles alrededor de la planta le ha permitido a Continental reducir los costos de operación, ya que se redujeron los tiempos de cambio en un 50 %, de 40 a 20 minutos, cuando se compara con la tarea realizada de forma manual.

Seguridad: el equipo de Continental está más que satisfecho con las medidas de seguridad asociadas con los robots colaboradores. Por ejemplo, el operador puede ingresar a la celda en cualquier momento y el robot se detiene de inmediato gracias a sensores adicionales que lo suspenden cuando un operador se acerca al robot.


Categoría de producto:
Manejo de materiales y equipo de empaque - Equipo empacador y suministros - Robots para empaque
Palabras relacionadas:
Robots UR10, robots colaborativos, robots colaborativos en Continental Automotive Spain, uso de robots colaborativos en Continental Automotive Spain, Universal Robots y Continental Automotive Spain, robots colaborativos en plantas industriales españolas
Información de origen comercial