Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2019 Página 1 de 4

Recomendaciones para seleccionar la pinza adecuada

Dan Campbell

Las pinzas son una parte importante en un sistema de automatización, elegir la adecuada puede resultar en un desempeño y tiempo de actividad optimizados.

Aunque a menudo se pasan por alto, las pinzas son una parte importante en un sistema de automatización exitoso y elegir la adecuada puede resultar en un desempeño, tiempo de actividad y seguridad del operador optimizados. Este artículo destaca las diversas características operativas que deben considerarse antes de realizar una elección informada y exitosa.

Cuando a una persona se le dice que “tome el control” se le pide que controle sus emociones y se comporte con más calma. En el mundo de la manufactura, la capacidad de obtener, y mantener de manera consistente, un agarre bueno y confiable puede ser la diferencia entre el éxito operativo y el fracaso.

Sin embargo, a pesar de la importancia de la pinza, los ingenieros que diseñan los sistemas de automatización para tomar y posicionar (pick-and-place) utilizados en industrias tan diversas como la automotriz, la farmacéutica, la electrónica y los bienes de consumo, a menudo prestan una atención insuficiente al tipo de pinza más adecuado para usar en su sistema. Hay disponible una amplia gama de estilos de pinzas, y los ingenieros están diseñando sistemas que pueden tener miles de piezas. La conveniencia, la familiaridad o una especificación generalizada del usuario final pueden contribuir a una decisión menos que óptima.

En el universo actual de manufactura automatizada, más del 95 % de las pinzas en uso son accionadas neumáticamente.

En realidad, hay muchas consideraciones que deben abordarse al elegir una pinza. Entre estas se encuentran los efectos que la suciedad, la arena, el aceite, la grasa, el fluido de corte, la variación de la temperatura, la limpieza y el nivel de interacción humana que puede suceder en el funcionamiento de un sistema automatizado. En otras palabras, no es suficiente elegir arbitrariamente una pinza del estante o de las páginas de un catálogo.

Conozca su entorno operativo

En el universo actual de manufactura automatizada, más del 95 % de las pinzas en uso son accionadas neumáticamente. Si bien ha habido algunos avances en el diseño y el funcionamiento de las pinzas eléctricas, las pinzas neumáticas han sido el estándar durante muchos años y seguirán siendo la mayoría en el futuro previsible.

Las pinzas controladas neumáticamente se utilizan generalmente para tres tareas básicas. La primera es sujetar y sostener un producto o componente mientras se transfiere, por ejemplo, desde o hacia un transportador, estación de trabajo, máquina, etc. Es tan simple como tomar una botella de aspirina de una banda transportadora y colocarla en una caja. La segunda es la orientación de la pieza, o colocar la pieza o el producto en la posición correcta en preparación para el siguiente proceso, tal como invertir la caja de aspirina para que se pueda aplicar una etiqueta. La tercera es agarrar una parte mientras se está trabajando, como una pinza montada robóticamente que sujeta la caja de aspirina mientras se sella o se aplica la etiqueta.

Si bien estas tareas parecen ser sencillas, su operación efectiva solo se garantiza si se elige el tipo correcto de pinza para las condiciones de operación. En el más amplio de los términos, hay dos clases comunes de ambientes operativos que pueden requerir atención especial:

  • Contaminado: en este tipo de ambiente es importante mantener cualquier contaminante fuera de la pinza para que funcione sin problemas a lo largo de su vida útil. Puede haber altos niveles de suciedad, residuos, aceite y grasa. En estos entornos, las variaciones de temperatura, generalmente temperaturas más altas, también pueden afectar el funcionamiento interno de la pinza y ser perjudiciales para su operación. Estos ambientes son comunes en aplicaciones de la industria automotriz, fundición, mecanizado y aplicaciones industriales en general.

    En muchos modelos hay disponibles puertos de purga. Un puerto de purga es simplemente un puerto de aire adicional en el cuerpo de la pinza que tiene un canal al mecanismo interno de la pinza. Se introduce aire a baja presión para mantener la presión positiva dentro de la carcasa de la pinza y evitar que los contaminantes ingresen mecanismo interno. También es posible que se necesiten alemites como parte de un programa de mantenimiento preventivo en ambientes muy difíciles para purgar la grasa sucia y/o agregar grasa nueva a la unidad.


Palabras relacionadas:
Recomendaciones para seleccionar pinzas, aspecto a tener en cuenta al seleccionar pinzas, pinzas en sistemas de automatización, cómo elegir la pinza adecuada, cómo elegir el medio de sujeción adecuado, pinzas para aplicaciones automatizadas, cómo elegir una pinza neumática, cómo elegir el diseño de pinzas adecuado, cómo elegir gripper, mecanismos de soporte de mordaza, modo de transmisión de potencia en pinzas, métodos de agarre de pinzas, artículos de especialistas en la industria

Acerca del autor

Dan Campbell

Director de Gerencia de Producto en Destaco, empresa proveedora de soluciones de precisión en movimiento, posicionamiento y control en automatización industrial.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manejo de materiales

Documentos relacionados