Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2016 Página 1 de 3

¿Por qué fallan los motores eléctricos?

UE Systems

Debido a que existen muchos componentes dentro de un motor, un modo de fallo puede surgir en variedad de lugares. Aquí les mencionamos 7 razones.

Los motores eléctricos son esenciales en las operaciones de numerosas plantas, independientemente del tipo de industria. Por ello el conocimiento de los tipos de fallas puede ayudar a desarrollar un mejor programa de mantenimiento en su planta.

Los motores eléctricos son esenciales para el funcionamiento correcto y eficaz de las plantas. Si uno de ellos falla,  puede suponer un tiempo costoso de parada de la planta y crear una serie de riesgos de seguridad. Existe una gran variedad de modos de fallos, y a través de su comprensión podemos prolongar la vida de un motor de 2 a 15 años.

La clave está en pasar de la fase “reactiva” de la curva PF (Performance-Failure Curve) a la fase de “predicción”. Mediante el uso de la tecnología de ultrasonidos se pueden detectar problemas antes de que se comiencen a crear serios daños en el motor. Debido a que existen muchos componentes dentro de un motor, un modo de fallo puede surgir en variedad de lugares. Aquí les mencionamos 7 razones:

1. Carcasa del motor
Las fallas en la carcasa del motor pueden surgir de una instalación incorrecta, de daños físicos, de la corrosión o de la acumulación de materiales. Mientras que la caja del motor puede no parecer un verdadero componente del rendimiento, estas deficiencias pueden acabar afectando a la forma en que otros componentes realizan su trabajo.

Por ejemplo, un soporte cojo podría conducir a fallas de rodamientos, flexión de ejes o roturas, o fisuras en los soportes. Eso se produce si un motor, cuando se coloca en una superficie plana, no tiene todos sus soportes planos en la superficie. La acumulación de materiales puede elevar la temperatura de funcionamiento de un motor, que en última instancia puede conducir a dañar otras partes del motor, tales como cojinetes.

2. Estator del motor
Los modos de fallo del estator del motor emergen de los daños físicos, de la contaminación, de la corrosión, de la alta temperatura, del desequilibrio de voltaje, soportes rotos y procedimientos de rebobinado.

Los fallos de estator se producen debido al agotamiento del rebobinado de bobinas. Esto sucede a menudo antes de que el motor pueda ser rebobinado requiriendo de reparaciones de emergencia. Pero debido a que la planta necesita la puesta en marcha del motor, a la mayor brevedad posible, las reparaciones apresuradas pueden terminar dañando los estatores por un sobrecalentamiento de la carcasa y el estator. Esto también puede dar lugar a ineficiencias del motor.

3. Rotores del motor
Los rotores se componen de numerosas capas de acero laminado y los devanados del rotor se componen de hilo de cobre o de aleación de aluminio. Estos componentes pueden fallar por el estrés térmico, el daño físico, el desequilibrio, la barra del rotor rota, la contaminación o una instalación incorrecta.

El daño físico en los rotores se puede desarrollar después de ciertas tareas de mantenimiento de emergencia, incluyendo la sustitución de cojinetes, reconstrucciones de motor o durante  un proceso de desmontaje y ensamblaje. En términos generales, no es recomendable sustituir los cojinetes del motor in situ, especialmente si se trata de equipos críticos.

El desequilibrio en los rotores de motores es habitual, pero esto puede suponer una gran tensión sobre los rodamientos. Esto, en última instancia puede llevar a una toma de contacto del rotor con el estator y crear otro punto de fallo. De nuevo, técnicas de reconstrucción inadecuadas, como el sobrecalentamiento, pueden también dañar los componentes del rotor.

Estableciendo unas normas de equilibrado de precisión, se puede conseguir evitar este tipo de fallos de desequilibrio.

4. Rodamientos de motores
Los cojinetes en un motor eléctrico pueden dañarse por una manipulación o almacenamiento inadecuado, una instalación incorrecta, una mala alineación, lubricación inadecuada, procesos de inicio/parada, contaminación, cargas radiales o desequilibrios del ventilador del motor.

La contaminación es una de los mayores motivos de modos de fallo en rodamientos. Esto ocurre cuando contaminantes externos o humedad entran en los cojinetes, por lo general durante el proceso de lubricación. Se pueden tomar medidas para evitar la contaminación durante el proceso de lubricación.

También es importante que el motor esté adecuadamente equipado para la tarea para la que fue seleccionado. Esto significa utilizar los rodamientos adecuados para esta aplicación. Los motores que utilizan poleas o ruedas dentadas que están montadas en el eje, necesitarán cojinetes de rodillos en el motor, que son comunes en la mayoría de los motores estándar.


Palabras relacionadas:
motores eléctricos, averías en los motores eléctricos, cuáles son los daños más comunes en los motores eléctricos, averías en la carcasa de un motor, averías en el estartor, averías en el rotor del motor, averías en los rodamientos del motor, RI845fallasmotores, equipos de ultrasonido para mentenimiento predictivo, mantenimiento predictivo para motores, equipos para el mantenimiento de motores

Acerca del autor

UE Systems

UE Systems actualmente produce una amplia gama de instrumentos portátiles de detección ultrasónica de alta precisión que han sido diseñados ergonómicamente.
x
luz elena
30 de junio de 2018 a las 08:39

Buenas tardes tengo un motor dañado y quisiera conocer si pueden ayudarme, fue por desgaste en el aislamiento o por humedad? podría enviarles fotos del daño. Muchisimas gracias saludos


Sección patrocinada por

Otras noticias de Tecnología de procesos