Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2020

Pemex pierde el grado de inversión

El pasado 17 de abril Moodys recortó la calificación crediticia de Pemex a Ba2.

La agencia de calificación de riesgo Moody’s recortó el pasado 17 de abril la calificación crediticia de Pemex a Ba2. Según informó en un análisis de lo sucedido el Grupo Financiero Monex el nuevo deterioro al entorno económico de México sucedió luego de que las principales agencias calificadoras realizaron ajustes a las notas crediticias de la deuda soberana de México y de la deuda Pemex.

Para el Monex es de crucial importancia que el movimiento anunciado por Moody’s en el que la deuda de la empresa petrolera pasa de una calificación de Baa3 a Ba2 y de esta manera se ubica fuera de la categoría de grado de inversión, debido a que Fitch Ratings ya había degradado a Pemex durante junio de 2019, y ahora se cumple la condición que impide a varios fondos de inversión mantener la posesión de los bonos de la empresa, pues dos de las grandes calificadoras los ubican ya en grado especulativo.

El mismo 17 de abril Fitch también bajó la nota de la petrolera desde BB a BB-. Por las complejas perspectivas, la calificación soberana de Méx. también fue ajustada. En las últimas semanas las expectativas del marco macroeconómico de México han experimentado cambios muy significativos a partir de la contingencia ocasionada por el COVID-19.

El escenario según Monex apunta ahora a una recesión profunda y prolongada que maximizará las presiones sobre las finanzas públicas ante la caída sustancial de la recaudación y la inmensa necesidad de gasto para enfrentar la crisis sanitaria y paliar las afectaciones económicas.

Así, el movimiento de Moody’s refleja en parte este cambio en la coyuntura, pues también, la misma calificadora recortó la calificación de la deuda soberana del país de A3 a Baa1. A nivel global y local el panorama para el sector energético resulta adverso.

Adicionalmente, el entorno para el sector energético ha tenido una descomposición importante pues durante marzo los precios del petróleo se contrajeron en más de 30% y a pesar del anuncio reciente de la OPEP + de una reducción en la oferta mundial de 9.7 millones de barriles diarios, no han podido recuperarse.

Esto hace que, para Moody’s, las perspectivas para Pemex sean poco alentadoras hacia adelante, pues en 2019, bajo condiciones más benignas, la empresa fue incapaz de generar flujos de caja positivos.

En suma, para Monex, algunos de los conceptos clave que fundamentan la decisión de la calificadora son:

  • Precios bajos del crudo.
  • Altos vencimientos próximos.
  • Canalización de los recursos de la empresa a sus negocios menos productivos.

Para Monex, además, estos sucesos eran un resultado anticipado, pero su materialización constituye un evento disruptivo para las condiciones económicas del país.

En el corto plazo, la baja en la calificación incrementará aún más el gasto financiero de Pemex y por lo tanto supondrá más presión para las finanzas públicas. Hacia adelante, los ajustes realizados podrían obstaculizar la recuperación de la inversión en nuestro país y de esta manera limitar aún más el crecimiento económico. 


Palabras relacionadas:
Grado de inversión Pemex, calificación de inversión de Pemex, posible recesión mexicana, Pemex estados financieros, datos económicos de Pemex, futuro de Pemex en los próximos años, cómo ha afectado a Pemex la decisión de Moodys, qué siginifca que Pemex pierda un grado de inversión.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados