Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2018 Página 2 de 3

Máquinas herramienta: cuerpo de acero y sangre digital

Por: David Luna - Director editorial de Reportero Industrial para México.

Los sistemas de automatización y la comunicación basada en plataformas digitales avanzan en el desarrollo de maquinaria para la industria, como se vio en IMTS 2018.

La premisa es que los nuevos equipos de impresión de metal no competirán con los de arranque de viruta, sino que jugarán funciones complementarias. Pero lo más importante es que en esta edición el mensaje quedó claro: no solo es para prototipos, sino para producción. Moldes que toman en fabricarse entre 6 y 8 semanas, por ejemplo, podrían realizarse en menos de un día a partir del escaneo con láser y la producción del molde.

El pabellón contó además con un Bar del Conocimiento, una barra donde los visitantes se acercaron para comentar bajo un formato relativamente informal, sobre aspectos importantes relacionados con el despliegue de tecnologías. Este proceso de "evangelización" está a toda marcha debido a que la tecnología de impresión de metal tal vez esté ya más disponible de lo que se cree, y los fabricantes de estos equipos desean así mostrarlo.

Automatización y robótica

Si pudiéramos resumir en una palabra el porvenir de la manufactura metalmecánica con base en lo vivido en IMTS, esta sería: automatización. Por un lado, los fabricantes están centrados en crear soluciones que maximicen la eficiencia de sus equipos a partir de procesos continuos con la menor intervención posible del factor humano.

Los fabricantes de máquinas, como es el caso de GF Machining, mostraron nuevas líneas de equipos que pueden ser integrados como celdas, en los que cada máquina tiene una puerta que brinda acceso no a una pieza, sino a todo el herramental ya configurado proveniente de un proceso previo en otra de las máquinas de la misma serie. La idea es no perder tiempo en configuración al cambiar una máquina de una operación a otra, aunque esto signifique cambiar de máquina.

Por otra parte, están las herramientas y los sistemas de sujeción, los cuales promueven sistemas SMED (o de cambios rápidos) mediante soluciones magnéticas o configuraciones de herramental versátiles que preconfiguran la pieza y aseguran un punto cero para trasladar partes de trabajo de una máquina a otra. Tal es el caso de empresas como Schunk, Big Kaiser, Exsys o Röhm, las cuales presentaron en IMTS propuestas con diseños novedosos.

La automatización, pensada de esta manera, no requiere de la incorporación de novedosos equipos diseñados para manejo de materiales, sino de la innovación centrada en variaciones sencillas en los equipos ya existentes.

De la misma manera, la sujeción de la herramienta de corte es fundamental. Por ello, compañías como Haimer o Rego-Fix han centrado gran parte de sus desarrollos en sistemas que aseguren la fijación de las herramientas con procesos térmicos o magnéticos, lo que permite acelerar el set up y añade rigidez y estabilidad a los procesos de maquinado.

Además de estas áreas, la automatización está llegando a partir de tecnologías robóticas. Empresas como Yaskawa, Mitsubishi, Omron, Universal Robots, Fanuc y ABB presentaron brazos, mecanismos y hasta vehículos autónomos robóticos diseñados para acelerar la alimentación de carga y descarga en los procesos de mecanizado.

Cabe destacar que la presencia de los robots colaborativos (o cobots) es cada vez mayor, y permitirán a los operadores de celdas de producción en los talleres metalmecánicos, trabajar “hombro con hombro” con compañeros cibernéticos, quienes ayudarán en las tareas repetitivas, de alta precisión o de mucho peso.

Resulta relevante que ahora, en IMTS, compañías dedicadas a la automatización como lo relacionado con protocolos de red, sensores, PLCs y otros dispositivos conexos, incrementaron su presencia en una feria cuyo énfasis es el arranque de viruta. Y es que proveedores como Balluff, Mitsubishi, Siemens y Omron están trabajando en conjunto con los fabricantes de máquinas herramienta para agregar sentidos a las operaciones. Por ejemplo, herramientas de corte con etiquetas RFID que pueden generar información centralizada relacionada con su ubicación, uso y ciclo de vida, lo cual no solo es útil para los procesos, sino para sistemas vitales para la gestión de la planta como los de administración de activos y mantenimiento.

Y son precisamente los sistemas de software los que se suman a las operaciones de maquinado, agregando una capa tecnológica vital intrínsecamente conectada bajo los protocolos de comunicación que ahora dan vida a los talleres, tales como MTConnect, una plataforma generada desde las entrañas de la AMT.


Palabras relacionadas:
Sistemas de automatización en la industria, automatización para la industria, comunicación basada en plataformas digitales para la industria, Industria 4.0, crecimiento de la manufactura en América Latina, automatización industrial en México, avances tecnológicos en automatización industrial, impresión 3D, automatización en impresión 3D, tecnología robótica para la industria, Internet Industrial de las Cosas, Fábrica inteligente, IMTS 2018, IMTS
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Automatización industrial

Documentos relacionados