Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2020 Página 1 de 2

Los componentes que debe revisar cuando falla un motor eléctrico

Con información de UE Systems.

Conozca las averías que pueden presentar los principales componentes de un motor, en especial luego de un largo paro en la línea de producción.

Los motores eléctricos son esenciales en las operaciones de las plantas de fabricación, independientemente del tipo de industria. Por ello, presentamos una lista con las fallas más comunes y los componentes donde suelen ocurrir estas averías:

1. Carcasa del motor

Las fallas en la carcasa del motor pueden surgir de una instalación incorrecta, de daños físicos, de la corrosión o de la acumulación de materiales. Mientras que la caja del motor puede no parecer un verdadero componente del rendimiento, estas deficiencias pueden acabar afectando a la forma en que otros componentes realizan su trabajo.

Por ejemplo, un soporte cojo podría conducir a fallas de rodamientos, flexión de ejes o roturas, o fisuras en los soportes. Eso se produce si un motor, cuando se coloca en una superficie plana, no tiene todos sus soportes planos en la superficie. La acumulación de materiales puede elevar la temperatura de funcionamiento de un motor, que en última instancia puede conducir a dañar otras partes del motor, tales como cojinetes.

2. Estator del motor

Los modos de fallo del estator del motor emergen de los daños físicos, de la contaminación, de la corrosión, de la alta temperatura, del desequilibrio de voltaje, soportes rotos y procedimientos de rebobinado.

Los fallos de estator se producen debido al agotamiento del rebobinado de bobinas. Esto sucede a menudo antes de que el motor pueda ser rebobinado requiriendo de reparaciones de emergencia. Pero debido a que la planta necesita la puesta en marcha del motor, a la mayor brevedad posible, las reparaciones apresuradas pueden terminar dañando los estatores por un sobrecalentamiento de la carcasa y el estator. Esto también puede dar lugar a ineficiencias del motor.

3. Rotores del motor

Los rotores se componen de numerosas capas de acero laminado y los devanados del rotor se componen de hilo de cobre o de aleación de aluminio. Estos componentes pueden fallar por el estrés térmico, el daño físico, el desequilibrio, la barra del rotor rota, la contaminación o una instalación incorrecta.

El daño físico en los rotores se puede desarrollar después de ciertas tareas de mantenimiento de emergencia, incluyendo la sustitución de cojinetes, reconstrucciones de motor o durante un proceso de desmontaje y ensamblaje. En términos generales, no es recomendable sustituir los cojinetes del motor in situ, especialmente si se trata de equipos críticos.

El desequilibrio en los rotores de motores es habitual, pero esto puede suponer una gran tensión sobre los rodamientos. Esto, en última instancia puede llevar a una toma de contacto del rotor con el estator y crear otro punto de fallo. De nuevo, técnicas de reconstrucción inadecuadas, como el sobrecalentamiento, pueden también dañar los componentes del rotor.

Estableciendo unas normas de equilibrado de precisión, se puede conseguir evitar este tipo de fallos de desequilibrio.


Lo invitamos a leer:

Lo que debe saber un gerente de planta sobre el mantenimiento eléctrico

4. Rodamientos de motores

Los cojinetes en un motor eléctrico pueden dañarse por una manipulación o almacenamiento inadecuado, una instalación incorrecta, una mala alineación, lubricación inadecuada, procesos de inicio/parada, contaminación, cargas radiales o desequilibrios del ventilador del motor.

La contaminación es una de los mayores motivos de modos de fallo en rodamientos. Esto ocurre cuando contaminantes externos o humedad entran en los cojinetes, por lo general durante el proceso de lubricación. Se pueden tomar medidas para evitar la contaminación durante el proceso de lubricación.

También es importante que el motor esté adecuadamente equipado para la tarea para la que fue seleccionado. Esto significa utilizar los rodamientos adecuados para esta aplicación. Los motores que utilizan poleas o ruedas dentadas que están montadas en el eje, necesitarán cojinetes de rodillos en el motor, que son comunes en la mayoría de los motores estándar.

La lubricación siempre puede ser una de las principales causas de fallo, ya que puede haber gran variedad de lugares donde se puede aplicar incorrectamente la lubricación. Una lubricación excesiva o insuficiente, junto con procesos incorrectos de lubricación, puede conducir a un desgaste prematuro. Siempre se ha de colocar el aplicador en la parte inferior, de modo que la grasa vieja pueda drenar adecuadamente. Igualmente, la presencia de válvulas puede ayudar a prevenir el exceso de lubricación.

Los fallos en el sellado del motor tienden a surgir debido a una lubricación o una instalación incorrecta.


Palabras relacionadas:
Fallas comunes en motores eléctricos Palabras clave: motores eléctricos, averías en los motores eléctricos, fallas comunes en motores eléctricos, cuáles son los daños más comunes en los motores eléctricos, averías en la carcasa de un motor, averías en el estartor, averías en el rotor del motor, averías en los rodamientos del motor, principales fallas en motores eléctricos
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mantenimiento de planta - Gestión de activos

Documentos relacionados