Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2020 Página 1 de 2

La eficiencia de fabricación equivale a entregas a tiempo y clientes satisfechos

Patrick de Vos

La eficiencia en la fabricación hace énfasis de manera importante en la satisfacción del cliente, así como en la necesidad de encontrar la mejor maneras de mecanizar piezas.

Un taller de mecanizado aspira a producir un determinado número de piezas, con un cierto nivel de calidad, de la manera más eficiente, y entregarlas a tiempo. Tradicionalmente, las empresas de fabricación definían la eficiencia equiparándola con la rentabilidad de la inversión.

En ese entonces, el éxito se medía en términos de lotes continuos de miles o cientos de miles de piezas y el objetivo era lograr una producción constante a partir de una o más máquinas. Desde ese punto de vista, cualquier máquina que estuviese en marcha produciendo piezas se consideraba eficiente.

Hoy en día, los fabricantes suelen trabajar con más frecuencia en escenarios de producción de bajo volumen/alta mezcla adaptados a diferentes necesidades del cliente. Los tamaños de lote pueden abarcar desde cientos de piezas hasta unas pocas unidades.

Sin embargo, incluso cuando todas las máquinas de un taller están funcionando sin descanso, los clientes pueden tener que esperar por las piezas que han encargado. Las estrategias de salida de gran volumen entran en conflicto con la flexibilidad y los complejos requisitos de planificación de los escenarios de producción de bajos volúmenes.

En el entorno de fabricación actual, la verdadera eficiencia de fabricación implica alcanzar un equilibrio flexible entre el máximo rendimiento y el cumplimiento oportuno de una amplia variedad de pedidos de clientes individuales. Lo prioritario es el resultado final: entrega puntual de los productos y clientes satisfechos.

Control de calidad

Mientras equilibran la producción y la demanda, los fabricantes deben extremar las precauciones para mantener la calidad del producto. La presencia de piezas de calidad inaceptable obligará a cambios inesperados en los programas de producción, consumirá tiempo y dinero y causará retrasos en las entregas.

Una planificación improvisada dará lugar a paradas de producción y dejará máquinas sin utilizar mientras los costes de mano de obra de planta se disparan para tratar de atajar los problemas imprevistos que generan las paradas. La calidad de pieza en la fabricación se describe generalmente en términos de cumplimiento de los requisitos de dimensión y acabado superficial de la pieza.

Complacer a los clientes frente a publicar beneficios

Las máquinas de una planta puede que funcionen el 100 % del tiempo, pero si el rendimiento de entrega deficiente decepciona a los clientes y dejan de comprar los productos de la fábrica, esta fracasará.

Mantener a los clientes satisfechos es un objetivo principal, pero concentrarse solo en la satisfacción del cliente puede amenazar la rentabilidad. Centrarse en el cliente es esencial, pero un fabricante debe maximizar la utilización de sus equipos al tiempo que cumple con los volúmenes de piezas, los requisitos de calidad y los requisitos de entrega del cliente.

El corazón de la eficiencia

Para describir la eficiencia de fabricación en términos biológicos básicos, el corazón de cualquier operación de producción es el proceso de mecanizado. Aunque el corazón del cuerpo es indispensable, no funciona por sí solo. Es parte de un sistema que incluye el resto del cuerpo y el cerebro.

El cerebro de la organización es el grupo de personal que coordina todos los elementos del sistema. Sin embargo, el cerebro no puede simplemente decidir que el corazón debería bombear más rápido, de igual manera que una persona no puede controlar los latidos de su corazón por medio del pensamiento. Análogamente, un proceso de mecanizado no siempre se puede controlar desde una perspectiva racional.

Tiempo total de fabricación

Analizar la eficiencia de una planta y eliminar los residuos puede proporcionar un tiempo adicional para el mecanizado y, en consecuencia, una mayor flexibilidad y respuesta a las necesidades del cliente.

El tiempo total necesario para fabricar una pieza es la suma de muchas actividades individuales. Estas incluyen el tiempo de mecanizado en sí, el manejo de la herramienta, la manipulación de la pieza, las comprobaciones de calidad, los problemas imprevistos, las esperas y las tareas de administración, entre otras.

Algunas de las actividades son esenciales y no pueden eliminarse, tales como los cambios de herramienta y la manipulación de piezas. Más allá de las actividades necesarias, las plantas también gastan tiempo bregando con circunstancias imprevistas como cambios en la planificación, problemas de calidad y las esperas por herramientas o materiales que faltan.


Palabras relacionadas:
Taller de mecanizado, eficiencia, Seco Consultancy, fabricación de piezas, máximo rendimiento, programas de producción, requisitos de calidad, requisitos de entrega del cliente, proceso de mecanizado, tiempo de fabricación, manejo de la herramienta, manipulación de piezas, mecanizado, torno fresado, herramientas y portaherramientas.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Tecnología de procesos

Documentos relacionados