Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2017 Página 1 de 2

Expomafe 2017, una ventana a la Manufactura Avanzada en Brasil

Joan H. Bocanegra Gutiérrez

Durante cinco días, este evento reunió a 400 expositores, quienes presentaron nuevas tecnologías para acercar al aparato productivo brasileño a la Industria 4.0.

No es un secreto que el sector industrial brasileño, en los tres últimos años, tuvo un denominador común: cifras en rojo que hicieron transpirar a la economía del gigante latinoamericano. Los titulares de diversos medios de comunicación presentaron a un sector productivo desfallecido, que registraba el peor rendimiento de la última década, con caídas del 6.6%, como la registrada al cerrar el 2016, que se sumaba al 3% y 8.3% de 2014 y 2015 respectivamente, según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Las causas no fueron difíciles de determinar; en 2016, la utilización de la capacidad instalada llegó al 76%, el nivel más bajo desde 2003, y el sector automotriz, que otrora, fue uno de los pilares de la industria, presentó una contracción del 11.4%, sumado al 9.4% de la extracción mineral y al 8.5% del refinamiento y producción de combustibles. En conclusión, de los 26 sectores industriales analizados por el IBGE, 23 registraron un crecimiento negativo en el último año, así como 72% de los 805 productos industriales de los que se hace seguimiento.

Por eso no fue de extrañar que en la 1° Feria Internacional de Máquinas-Herramientas y Automatización (Expomafe 2017), que se realizó del 9 al 13 de mayo en la capital paulista, se sintiera un espíritu casi combativo, esperanzado en robustecer de nuevo a la industria, apalancada por una inmensa confianza en el trabajador brasileño y a la adición de nuevas tecnologías que “coloquen a Brasil junto a las industrias del primer mundo”, como lo afirmó João Carlos Marchesan, presidente del Consejo de Administración de la Asociación Brasileña de Máquinas y Equipos, Abimaq, durante el acto inaugural del evento, que contó con la presencia del gobernador del Estado de São Paulo, Gerarlo Alckim; Fabio Taiar, presidente de la Cámara Sectorial de Máquinas-Herramienta y Sistemas Integrados de Manufactura (CSMF); y Mauricio Lopes, coordinador de la Comisión Organizadora de Expomafe.

De este modo, la industria brasileña quiso abrir un nuevo capítulo, donde la tecnología fuera la protagonista, para así ser parte de ese horizonte donde la Industria 4.0 se traza como la Línea del Ecuador, que divide el antes y el después de la forma en cómo entendemos la fabricación mundial. Así también lo hizo entrever Miguel Antonio Cedraz Nery, director de desarrollo productivo de la Agencia Brasileña de Desarrollo (ABDI), quien subrayó que “Brasil debe convertir la industria de bienes de capital en un segmento de alta tecnología. De no ser así, perderemos competitividad”.

Brasil debe convertir la industria de bienes de capital en un segmento de alta tecnología. De no ser así, perderemos competitividad”..

Miguel Antonio Cedraz Nery, director de desarrollo productivo de ABDI

 

Coherentes con este objetivo, Abimaq, asociación organizadora del evento, presentó a Expomafe como el marco perfecto para promover e impulsar este resurgimiento de la industria nacional, no solo por su muestra comercial, donde la manufactura aditiva y la robótica colaborativa hicieron parte de la oferta, sino también por los foros especializados en petróleo y gas; manufactura inteligente y digitalización; protocolos de comunicación para la Industria 4.0; y corte y soldadura, entre otros, que sirvieron como espacios de reflexión sobre los diferentes retos que deben asumir los industriales si desean estar al nivel de las exigencias del mercado global. A lo anterior, se le sumó la 1ª Ronda Internacional de Negocios, que permitió 140 encuentros entre 26 expositores y ocho compradores de seis países: Chile, Estados Unidos, Egipto, Nigeria, Perú y Kenia.

Algunos de los principales proveedores de tecnología reservaron su espacio en los pabellones del São Paulo Expo para presentar novedades que aproximaron la Manufactura Avanzada a la industria brasileña. Dentro de ellos se destacó la firma ABB, quien además de exhibir su cobot, YuMi, presentó por primera vez en Brasil el robot de la línea SCARA, IRB 910SC, diseñado para satisfacer una amplia variedad de aplicaciones que requieren movimientos de punto a punto, tales como manipulación, carga/descarga de máquinas, paletizado, y montaje de componentes. Este nuevo miembro de la cartera de pequeños robots de la compañía también ofrece una carga útil máxima de 6 kg, y está disponible en tres configuraciones diferentes. Todos ellos con un diseño compacto, diferentes longitudes de brazo articulado y alcances que van desde los 450 a 650 mm.

Por su parte, la compañía Schunk Intec-Br, filial brasileña de la firma alemana Schunk GmbH & Co. KG, expuso su pinza de presión eléctrica de dos mandíbulas, EGP, que gracias a su diseño HRC, para tareas humano-robot colaborativo, elimina el riesgo de lesiones en caso de que entre en contacto con un operario, y además incluye un sistema de sensores que permite identificar si el agarre de la pieza se hizo de forma efectiva.


Palabras relacionadas:
Industria en Brasil, manufactura inteligente en Brasil, Industria 4.0 en Brasil, plantas inteligentes en Brasil, automatización de la industria brasileña, tecnología para la Industria 4.0 en Brasil, retos de la industria 4.0 en Brasil, Brasil y la Industria 4.0, industria en Brasil 2017, industria en Brasil 2016, Expomafe, Expomafe 2017, Expomafe en Brasil, feria de la maquina-herramienta en Brasil, ferias de Abimaq

Acerca del autor

Joan H. Bocanegra Gutiérrez

Editor asistente de Reportero Industrial
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manufactura inteligente - IIoT