Promocione sus productos o servicios con nosotros
Octubre de 2016 Página 1 de 2

Equipos para la medición de flujo en la industria

Omega Engineering México

Sin mediciones de flujo, sería imposible el balance de materiales, el control de calidad y la operación de procesos continuos.

Especialistas de Omega señalan que la medición de flujo en la industria constituye tal vez, la variable más importante en cuanto a medición  se refiere. Ninguna otra variable tiene la importancia de ésta, ya que sin mediciones de flujo, sería imposible el balance de materiales, el control de calidad y la operación de procesos continuos.

La medición y el control de procesos son fundamentales para generar, en definitiva, los mejores resultados posibles en lo que concierne a la utilización de recursos, máquinas, desempeño, rentabilidad, protección medioambiental y seguridad, entre otros, en una unidad productiva. Los principales sectores productivos que utilizan líquidos en sus procesos requieren  controlar el nivel de flujos como lo son: la industria de energía y suministros, petróleo y gas, automotriz, alimentos y bebidas, papel y celulosa, maquinaria y equipo, minería, metalúrgica y farmacéutico, entre muchos otros.

La medición y el control de presión son las variables de proceso más usadas en distintos sectores de  la industria de control de procesos. Además, a través de la presión se puede inferir fácilmente una serie de otras variables, tales como, nivel, volumen, flujo y densidad.

En este sentido los especialistas, de Omega, afirman que hay muchos métodos para medir flujos, en la mayoría de los cuales, es imprescindible el conocimiento de algunas características básicas de los fluidos para una buena selección del método ideal a emplear. Estas características incluyen viscosidad, densidad, gravedad específica, compresibilidad, temperatura y presión.

Las aplicaciones son muchas, desde las más sencillas, como la medición de flujo de agua en estaciones de tratamiento y residencias, hasta medición de gases industriales y combustibles, pasando por mediciones más complejas.

Medir y monitorear los niveles de fluido de manera precisa y con exactitud requiere la metodología correcta para el medio y recipiente elegidos. Normalmente se seleccionará uno de los seis métodos para monitorear los niveles de fluido disponibles,  considerando sus ventajas y desventajas:

Transmisores de nivel continuo con flotador
Estos monitores de nivel utilizan un flotador suspendido sobre el líquido, sujetado por una vara o varilla, el cual envía una vibración al sensor a través de la misma.

Existen dos clases principales; en diseños magnetoestrictivos, el flotador contiene un imán que interrumpe el pulso electrónico enviado desde el sensor. La vibración de retorno (pulso de retorno) es cronometrada y el nivel del flotador es determinado.

Por otro lado si la aplicación lo requiere se puede instalar otro grupo de sensores y flotadores para medir los niveles de dos fluidos distintos. Por ejemplo, si se quiere revisar un tanque de almacenamiento subterráneo para detección de derrames, se pueden utilizar dos sensores para saber si existe un fluido (aceite) que esté flotando sobre otro (agua).

Los transmisores de nivel continuo con flotador son apropiados y eficaces para aplicaciones comunes.

Transmisores de presión diferencial
Utilizados de manera distinta en diversas aplicaciones, los transmisores de presión diferencial se pueden utilizar para definir niveles de fluido al determinar la diferencia de presión entre la salida de alta presión y la salida de baja presión en su configuración usual.

La diferencia de presión se vuelve una señal de salida que se calibra para indicar el nivel de fluido.

Celdas de carga
Es una técnica que consiste en un transductor que mide el peso, una fuerza mecánica o una carga y crea una señal de salida que transmite los datos a ser extrapolados a un nivel de fluido. Estas tecnologías varían, desde muy accesibles y genéricas con diseños personalizados y fáciles de instalar. Se aplican las adecuadas en cuanto a las tecnologías de contacto y variaciones de temperatura.

Transmisores de nivel con radar

Es un método sin contacto que implica rebotar un pulso electromagnético en una superficie y medir el tiempo que requiere en volver al sensor. Cuanto más rápido regrese el pulso, mayor el nivel del líquido.

El método de medición sin contacto ofrece ventajas en las que los medios no son tan restrictivos. Sin embargo, los radares funcionan mejor con envases metálicos. Estos pueden hacer que algunos medios no puedan usar esta tecnología.

Los sensores con radar pueden utilizarse cuando los materiales son inflamables o son sucios, cuando la composición, temperatura, o el vapor del espacio es variable, por ejemplo, un contenedor en una cervecería en el que las características del aire adentro cambian a medida que la levadura trabaja y se crea una capa de espuma.


Palabras relacionadas:
control de procesos en plantas industriales, medición de flujos, medición de flujo de agua, instrumentos para el control de procesos, instrumentos de Omega para el control de procesos, instrumentos de Omega para la medición de gases industriales, instrumentos de Omega para la medición de combustibles, sensores de flujo de Omega, flujómetros de Omega

Acerca del autor

Omega Engineering México

Omega Engineering México
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Tecnología de procesos