Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2019 Página 1 de 2

Cómo tener operaciones eficientes en tiempos de incertidumbre

Silvia Gamba, especial para Reportero Industrial

Ante un panorama global convulsionado, las empresas deben revisar sus planes para consolidar una estrategia que convierta este reto en una oportunidad.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, el Brexit y la crisis de los refugiados a nivel global, así como el descontento generalizado, las manifestaciones ciudadanas en Ecuador, Bolivia y Chile, los flujos migratorios en Centroamérica y la diáspora venezolana, son algunos de los hechos que no dejan duda de que estamos viviendo en tiempos revueltos.

De hecho, el complejo panorama, las evidentes tensiones comerciales y la desaceleración económica en todo el globo han llevado al Fondo Monetario Internacional —por primera vez en años— a disminuir las perspectivas de crecimiento mundial; y mientras muchos países han tomado medidas radicales para blindar sus economías, otros han optado por revaluar el papel e influencia del organismo financiero en sus decisiones.

Sin duda, el panorama es retador para las industrias, y aun cuando los gobiernos logren dar respuestas efectivas a las problemáticas latentes, la responsabilidad y necesidad de las industrias y sus empresas es reinventar procesos, concebir nuevas estrategias que permitan planificar operaciones comerciales en el largo plazo y tomar medidas para protegerse y avanzar.

En esa línea, Reportero Industrial presenta a continuación algunas estrategias financieras, operativas y de mercado que puede ser tenidas en cuenta para que su empresa logre maniobrar con éxito en medio de la turbulencia económica y consolide operaciones eficientes, a pesar del ambiente de incertidumbre que reina en el mercado internacional.

Priorizar las finanzas, clave para salir adelante

Es importante entender que los escenarios de incertidumbre y posible recesión deben ser percibidos como oportunidades de mejora. Si bien pueden venir acompañados de momentos de alta presión, demandan flexibilidad, capacidad de adaptación y resiliencia.

Tenga en cuenta los siguientes consejos y fortalezca la política financiera de su empresa ante la actual coyuntura:

  1. No se quede sin dinero: si su empresa tiene un alto nivel de endeudamiento, seguramente también lo será su grado de vulnerabilidad. Si existe el riesgo de que sus ventas disminuyan, es necesario contar con dinero para financiar las operaciones. Un estudio conjunto de la Universidad de Nueva York y el MIT explica que cuando se tienen grandes deudas se requiere más dinero para pagar el interés y el capital y, en caso de recesión, aumenta notablemente el riesgo de impago. Un caso extremo de impago o ‘default’ viene acompañado de medidas extremas como disminución de costos o recortes de personal que inevitablemente derivarán en baja productividad.
  2. Descentralice la toma de decisiones: tenga presente que el rendimiento de una empresa no solo depende de las decisiones que allí se toman, sino también de quién las toma. De acuerdo con la última Encuesta Mundial de Gestión de Fabricantes (World Management Survey of Manufacturers) –en la que se indaga sobre la autonomía del gerente de planta–, las empresas en las que estos tenían alto poder de decisión eran altamente descentralizadas y estaban en mayor capacidad para enfrentar crisis macroeconómicas e, incluso, mejorar el desempeño operativo. En términos generales, las empresas descentralizadas en las que se delega la toma de decisiones son capaces de adaptarse mejor a las condiciones cambiantes y son más agresivas a la hora de ajustar sus ofertas en función de la demanda.
  3. Reevalúe los recortes de personal: si bien algunos son inevitables en una crisis, tenga en cuenta que los despidos son costosos para las empresas, pues se pierde la curva de aprendizaje y perjudican la moral, disminuyendo de paso la productividad. Si necesita reducir costos laborales, considere mejor la reducción de horas, una política de permisos no remunerados y de pago por rendimiento.
  4. Invierta en tecnología: la tecnología no solo posibilita que un negocio sea más transparente, ágil y eficiente, sino que facilita el análisis de datos y, por ende, la comprensión holística de la empresa. Además, permite la disminución de costos de operación, por ejemplo, mediante automatización de tareas o la toma de decisiones basadas en datos. Para empresas manufactureras, adquirir tecnologías digitales puede ser crucial para la flexibilización de la operación, pues permite hacer cambios de productos, materiales y volúmenes, entre otros.

Confiar en los datos para optimizar las operaciones

Según la más reciente encuesta sobre manufactura del Instituto Americano de Gestión de Suministros (ISM), no cabe duda de que la industria manufacturera está entrando en recesión y los fabricantes son los más afectados por las guerras comerciales.


Palabras relacionadas:
Gestión en negocios de manufactura, actualidad en gestión de negocios en tiempos de crisis económica, crisis económica actual, guerra comercial China y Estados Unidos, ventajas de la Industria 4.0 en la gestión de negocios, tecnologías en gestión de negocios, recomendaciones para implementar la industria 4.0 en los negocios, estrategia de mercadeo para empresas de manufactura
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados