Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril 2019

¿Cómo mantener la eficiencia de un sistema de transferencia de calor?

Un sistema térmico es análogo al cuerpo de un corredor: todos los fluidos térmicos se degradan con el tiempo, lo que puede generar la pérdida de eficiencia.

Aquí en Pennsylvania, Estados Unidos, todos anticipan el verano, que siempre parece terminar prematuramente. El verano trae consigo una atmósfera tranquila y relajada. La gente se libera de sus preocupaciones y sale corriendo a sus vacaciones. El ritmo de la vida se hace más lento; sin embargo, para un grupo particular de individuos, el ritmo está empezando a aumentar, ya que la temporada más esperada del año aún no ha llegado.

Mientras que la mayoría de nosotros nos bronceamos en la playa, o tal vez disfrutamos de un poco de silencio extra en los domingos por la mañana, se puede encontrar también a una multitud de personas muy peculiar al amanecer, preparándose activamente para lo que está por venir. Ahora, los días son cada vez más cortos, el aire es fresco y las hojas están cambiando a tonos marrón, naranja y dorado. La temporada de maratón está por caer sobre nosotros.

Pasé este verano trabajando en Paratherm como pasante de ingeniería química mientras entrenaba para mi primera maratón completa. Durante una caminata en una mañana de domingo, comencé a establecer conexiones entre la carrera y mi experiencia con los fluidos térmicos. El entrenamiento exitoso para una maratón, al igual que el mantenimiento exitoso de un sistema que opera con un fluido térmico, involucra al equipo adecuado, el monitoreo constante y el asesoramiento de expertos calificados.

Sin el entrenamiento adecuado, un corredor “chocará contra la pared” durante las últimas millas: un problema común en el que los músculos agotan todas sus reservas de glucógeno, los pensamientos se vuelven confusos y las piernas comienzan a sentirse como gelatina. Intentar correr una maratón de buenas a primeras conduce inevitablemente al fracaso y aumenta el riesgo de lesiones. De manera similar, no mantener adecuadamente el fluido térmico que se usa compromete la eficiencia y, en última instancia, coloca en riesgo de fallar al sistema. ¡Así que abordemos la optimización de la eficiencia térmica como lo haríamos con un entrenamiento para una maratón!

Un corredor se parece mucho a Ricitos de Oro cuando de seleccionar zapatos se trata. Cada individuo tiene un par específico de zapatos que se ajustan a sus necesidades específicas, no demasiado grandes, no demasiado pequeños, no demasiado anchos o demasiado estrechos, lo que permite conseguir un rendimiento óptimo.

Los gurús de las tiendas especializadas en ejecución ayudan a los corredores serios a seleccionar el zapato de rendimiento ideal en función de criterios como el golpe de pie, el ritmo, el kilometraje, la susceptibilidad a las lesiones, etc.

De manera similar, cada sistema térmico debe operar con un fluido térmico específico, permitiendo que el sistema consiga un rendimiento óptimo. De la misma manera en que no existe una zapatilla de talla única, no existe tampoco un fluido térmico de talla única.

El equipo de expertos con los que trabajé se destaca por asesorar a los clientes al seleccionar un fluido térmico ideal para su aplicación, como función de la industria, las condiciones de operación, las preocupaciones de seguridad y otras consideraciones para varias plantas. Los calificados ingenieros entienden la importancia de tener un fluido adecuado y cuentan con el conocimiento para determinar qué fluido es el adecuado. ¡Abrace a sus Ricitos de Oro internos cuando seleccione un fluido térmico!

No solo el equipo adecuado, sino también un monitoreo constante son clave en todos los aspectos relacionados con la preparación para una carrera de maratón. Las personas realizan un seguimiento de su progreso en términos de ritmo y kilometraje mediante el uso de aplicaciones con teléfonos inteligentes y relojes GPS para garantizar que se alcancen mejoras en el rendimiento. Uno debe protegerse contra la deshidratación tomando líquidos con regularidad antes, durante y después de la actividad. Para evitar lesiones, es necesario saber cómo controlar el cuerpo propio, se debe tener la capacidad de saber cuándo algo está mal.

Un sistema térmico es también análogo al cuerpo de un corredor en estos aspectos. Todos los fluidos térmicos se degradan lentamente con el tiempo, lo que puede hacer que un sistema pierda eficiencia y finalmente se apague. Por lo tanto, es importante controlar constantemente la salud del fluido térmico.

Al recolectar anualmente muestras de fluidos y enviarlas a laboratorios calificados, se puede monitorear qué tan bien está funcionando el fluido y determinar si es necesario agregar otro nuevo. Los ingenieros con los que trabajé pueden realizar un análisis total del sistema utilizando un amplio conocimiento de los equipos y procesos. Son capaces de decir cuándo algo está mal y pueden recomendar acciones correctivas. Entonces, piense en el mantenimiento del fluido térmico como un entrenamiento de maratón, ¡y seguramente conseguirá recorrer toda la distancia!


Categoría de producto:
Otros equipos para procesos industriales - Tratamiento térmico. - Fluidos de transferencia térmica.
Palabras relacionadas:
Fluidos térmicos Paratherm, mantenimiento de sistemas térmicos, fluidos sintéticos de Paratherm, proveedores de fluidos térmicos, proveedores de lubricantes, proveedores de fluidos de transferencia térmica, Paratherm, mantenimiento de un sistema de fluidos, mantenimiento de un sistema térmico, mantenimiento de un sistema de calor, recomendaciones para el mantenimiento de un sistema térmico, Paratherm Heat Transfer Fluids, Paratherm América Latina, Paratherm México
Información de origen comercial