Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2018 Página 2 de 2

Cinco pasos para una implementación exitosa de un CMMS destinado al manejo de materiales

Por: Honeywell Intelligrated

El mercado ofrece varias plataformas competitivas de CMMS con capacidades sólidas similares para crear, gestionar y ejecutar programas de mantenimiento estratégico.

Sin embargo, un CMMS no es solo una herramienta de gestión mediante la que poner en marcha el trabajo. Hace que ninguna parte del proceso de mantenimiento quede sin asistencia, con precios actualizados para los repuestos y un conjunto completo de funcionalidades para ayudar tanto a los administradores como a los técnicos a trabajar de manera más eficiente, con alertas telefónicas o por correo electrónico automatizadas, en función de condiciones de activos predeterminadas.

3. Asistencia de un proveedor con experiencia específica

La proliferación de plataformas de CMMS capaces es prueba del valor de la herramienta en casi cualquier aplicación con equipos automatizados. Aunque varios proveedores ofrecen opciones de software sólidas en varias industrias, carecen de la experiencia especializada y de la asistencia constante para ayudar a los usuarios finales a maximizar su inversión.

Un socio de CMMS de primer nivel está muy familiarizado con los procesos de automatización de depósitos, los sistemas de logística de pedidos y los requerimientos del negocio, lo cual le permite planificar y responder a las particularidades de las operaciones de fabricación y distribución minorista.

Los datos históricos capturados por el CMMS permiten hacer un inventario de piezas más inteligente, en función de las tendencias de uso.

Esto incluye la elaboración de informes estandarizados para la industria con asistencia experta, la implementación y el mantenimiento de cronogramas que incorporen los requerimientos de temporada pico, así como una compatibilidad total con sistemas de pedido de piezas para garantizar un inventario suficiente para el mantenimiento de rutina y toda interrupción no planificada.

Lo invitamos a leer: ¿Calcular el OEE de forma manual o automática?.

4. Una implementación minuciosa acompañada de velocidad

La actualización de procesos y la implementación de sistemas nuevos requieren de minuciosa planificación y consideración para mejorar las operaciones, en lugar de alterarlas.

Se comienza por establecer las expectativas compartidas entre el cliente y el proveedor, con un plan de implementación claro que tiene en cuenta las demandas de cronograma del cliente, como los requerimientos de tiempo de actividad y las temporadas pico.

Los proveedores de CMMS con experiencia específica suelen demorar dos meses en completar una instalación tras recibir la documentación necesaria y la aprobación del cliente. Además de una instalación oportuna y eficiente, una implementación de calidad sienta las bases para un éxito sostenible.

Preserva las mejores prácticas de mantenimiento al programar las operaciones de servicio a intervalos adecuados para mantener los sistemas sin problemas y, así, evitar conflictos en los momentos de mayor demanda.

5. La participación del cliente es clave

Al comprar cualquier herramienta para mejorar los procesos empresariales, los usuarios finales también deben invertir el tiempo y la atención necesarios para producir los máximos resultados.

Invertir en un CMMS ofrece un rendimiento financiero sólido que se basa en una mayor eficiencia de la mano de obra, disponibilidad de equipos y rendimiento operativo para producir beneficios operacionales cuantificables.

Los clientes de CMMS deben comunicarse con el proveedor durante todo el proceso, desde el diseño y la instalación hasta la capacitación y la evaluación permanente.

Este involucramiento permite un programa prolijamente estructurado para adaptarse a criterios específicos al sitio y la transición más limpia tras la implementación, con personal bien informado y con facultades para usar el sistema con todo su potencial.

Pasada la transición, el diálogo regular entre el proveedor y el cliente informa sobre futuras actualizaciones al programa para mejorar el análisis de datos y los procedimientos de mantenimiento.

Cinco dificultades comunes en instalaciones de CMMS no satisfactorias:

1. Falta de asistencia del proveedor.

2. Falta de capacitación.

3. Falta de objetivos definidos con claridad.

4. Falta de comunicación con los técnicos.

5. Falta de aplicación de las prácticas de mantenimiento.

Le recomendamos: ¿Cómo estructurar el subdepartamento de ingeniería del mantenimiento?.

Fin.

Palabras relacionadas:
5 pasos para una implementación exitosa de un CMMS, cómo implementar un CMMS, CMMS para manejo de materiales, gestión de activos físicos, gestión de mantenimiento, qué es un CMMS, implementación de un CMMS, implementación exitosa de un CMMS, eficiencia en el manejo de materiales, mantenimiento estratégico, mantenimiento predictivo, mantenimiento proactivo, software de gestión del mantenimiento, cómo aprovechar un CMMS, Honeywell Intelligrated
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mantenimiento de planta - Gestión de activos

Documentos relacionados