Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2018

Cinco objetivos para la economía y la actividad industrial mexicana en 2018

Fuente: Concamin

Concamin afirma que existe una economía estable, con avances, fortalezas y oportunidades, que marcarán la pauta del desempeño en el presente año.

En el arranque de 2018, la economía mexicana combina signos favorables e importantes desafíos para sostener y acelerar el crecimiento, independientemente de la negociación del TLCAN.

Según la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), el año ha iniciado en medio de señales encontradas. En el ambiente económico internacional impera el optimismo. Se espera un crecimiento más dinámico de la producción y el comercio, a pesar de los amagos proteccionistas estadounidenses.

A escala nacional, el gremio afirma que existe una economía estable, con avances, fortalezas y oportunidades, que marcarán la pauta del desempeño en el presente año. Ha mejorado la percepción empresarial acerca del ambiente para los negocios. Sin embargo, no se debe olvidar que el desempeño de la actividad económica presenta notables contrastes entre sectores y entidades federativas.

El panorama nacional, el cierre de la presente administración federal, los comicios que tendrán lugar en julio y el inicio de un ciclo sexenal a partir de diciembre, obligan a cuidar avances, mantener un ambiente estable e intensificar el trabajo colectivo a favor de la modernización de la actividad económica.

Le puede interesar: ¿Cómo fortalecer el sector industrial de la frontera México-Estados Unidos?.

Cinco objetivos económicos

Para la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, en 2018 se deben unir esfuerzos y recursos en torno a cinco objetivos en materia económica:

  1.  Mantener un ambiente macroeconómico estable para crear las condiciones que permitan una transición ordenada y sin sobresaltos entre ésta y la siguiente administración.
  2. Impulsar la reactivación de la inversión productiva, que retrocedió 1.5% en los primeros diez meses de 2017.
  3. Elevar la productividad de la actividad económica.
  4. Mantener y acelerar el avance de la planta productiva.
  5. Evitar el resurgimiento de presiones inflacionarias.

Este será un año en el cual se debe trabajar en dos frentes: asegurar la estabilidad económica que es indispensable para la operación de la planta productiva y mantener el trabajo a favor de la modernización de la actividad económica, pues de ello depende el crecimiento en los años por venir.

Sólo un manejo acertado y cuidadoso de la políticas monetaria, fiscal, comercial, financiera e industrial, permitirán que la economía mantenga su rumbo y logre avanzar, al menos, a un ritmo cercano al de los últimos años.

Contener el aumento de la deuda pública, cerrar 2017 con superávit primario de 310 mil 151 millones de pesos, reservas internacionales superiores a los 173 mil millones de dólares, un crédito contingente por 86 mil millones de dólares, exportaciones en ascenso y con niveles récord en el sector automotriz, constituyen buenas señales en el arranque del presente año.

Le sugerimos: Estado y perspectivas 2018 de la industria manufacturera en América Latina.


Palabras relacionadas:
objetivos para la economía mexicana en 2018, objetivos para la industria mexicana en 2018, objetivos para la actividad industrial mexicana en 2018, desafíos para el sector industrial con el TLCAN, productividad de las plantas en México, perspectivas del ambiente macroeconómico en México para 2018, expectativas del sector industrial en México, expectativas para la economía en México
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados