Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2017 Página 1 de 2

Ciberseguridad en la Industria 4.0

Apenas seis países de la región cuentan con un programa estructurado de educación en seguridad cibernética, que incluye estabilidad presupuestaria así como mecanismos de investigación y transferencia de conocimiento.

Líderes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización de los Estados Americanos (OEA) hicieron un llamado a los países de América Latina y el Caribe a acelerar sus esfuerzos en ciberseguridad, tras presentar un nuevo estudio elaborado por ambas instituciones con el apoyo de la Universidad de Oxford que muestra que la región es altamente vulnerable a ciberataques potencialmente devastadores.

El Informe Ciberseguridad 2016, ¿Estamos preparados en América Latina y el Caribe? revela que cuatro de cada cinco países de la región no tienen estrategias de ciberseguridad o planes de protección de infraestructura crítica. Dos de cada tres no cuentan con un centro de comando y control de seguridad cibernética.

El informe analiza el estado de preparación de 32 países basado en 49 indicadores. Es la primera radiografía profunda del nivel de preparación de América Latina y el Caribe ante la creciente amenaza del cibercrimen.

Uruguay, Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia y Trinidad y Tobago se encuentran en un nivel intermedio de madurez pero lejos de países avanzados como Estados Unidos, Israel, Estonia y la República de Corea.

“Este informe es un llamado de acción para proteger a nuestros ciudadanos y nuestra infraestructura clave del siglo XXI”, dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno. “Nuestra región llegó tarde a la Revolución Industrial. No podemos perdernos la oportunidad que nos abre la revolución digital. Por ello, la ciberseguridad tiene que ser una prioridad.”.

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, enfatizó que el ciberespacio forma cada vez más parte integral de las vidas cotidianas de la gente de las Américas, y es imprescindible para su pleno desarrollo. “Por eso tenemos que ver la seguridad cibernética como cualquier otra forma de seguridad: un tema de altísima prioridad para nuestros pueblos, sin la cual nos exponemos a pérdidas potencialmente catastróficas. En este contexto, nuestro lema de ´más derechos para más gente´ se traduce en nuestro compromiso de seguir trabajando para fortalecer las capacidades de nuestros países para proteger las personas, las economías, y la infraestructura crítica de nuestra región”.

Los riesgos de abusos aumentan a medida que América Latina y el Caribe se incorpora a la revolución digital. La región es el cuarto mayor mercado móvil del mundo. La mitad de la población usa el Internet. Hay países en América Latina que procesan el 100% de sus compras gubernamentales por vía electrónica. Los riesgos se multiplicarán con el advenimiento de la “Internet de las cosas”, donde ya no sólo estarán interconectadas las computadoras sino un universo de máquinas y sensores inteligentes, controlando virtualmente todo lo que usamos a diario.

Esta evaluación de la madurez de las políticas de seguridad cibernética consiste de 49 indicadores distribuidos en cinco áreas: política y estrategia, cultura y sociedad, educación, marco legal y tecnología. El informe incluye fichas técnicas de todos los países y analiza elementos clave como el estado de las legislaciones y la capacidad de los países de responder a incidentes.

En 16 países la capacidad de respuesta a incidentes no es coordinada. Únicamente 4 países de la región superan el nivel intermedio de madurez en este aspecto.

Apenas seis países de la región cuentan con un programa estructurado de educación en seguridad cibernética, que incluye estabilidad presupuestaria así como mecanismos de investigación y transferencia de conocimiento.

Ahora, en el white paper “Ciberseguridad en la era del IoT” publicado por la firma Frost & Sullivan, las investigaciones arrojan que solo del 25 al 30% de las compañías manufactureras alrededor del mundo han implementado el IIoT (en diferentes formas y grados) en 2016. Se espera que esta adopción aumente al 80% en 2021. Para permitir esta interrupción, tanto el sector público como el privado están colaborando para iniciar nuevas políticas en torno al IIOT.

Por otro lado, si la industria va a ampliar su alcance de análisis de datos, entonces esto implicará la construcción de la capacidad adecuada para la infraestructura de almacenamiento. Esto de muchas maneras será un requisito previo para la realización de un entorno operacional definido por el IIoT, que será impulsado por la toma de decisiones basadas en datos. En tal escenario, una infraestructura de datos basada en la nube es la única manera posible para que las industrias avancen.

Por lo tanto, expertos de la firma Frost &Sullivan afirman que “con estas nuevas transformaciones en la manufactura, nos damos cuenta de que los entornos de TI (tecnología de la información) y OT (tecnología operativa) están cada vez más entrelazados. La convergencia de TI y OT, como hemos visto, trae enormes oportunidades para que los usuarios finales obtengan mayor valor de la operación diaria. Al mismo tiempo, la fusión de TI y OT trae consigo nuevos desafíos, specialmente de seguridad cibernética.


Palabras relacionadas:
Ciberseguridad en América Latina, ciberseguridad en países de América Latina, ciberseguridad en la industria suramericana, ciberseguridad en Colombia, está preparada América Latina para un ciberataque, ciberseguridad para infraestructura críticas, protección de infraestructura crítica en América Latina, los desafíos de la ciberseguridad en la infraestructura crítica, RI852ciberseguridad
x
Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manufactura inteligente - IIoT