Page 50

RI ​​Oct-​Nov 14

Especial energía C-16 | OCTUBRE/NOVIEMBRE 2014 | www.reporteroindustrial.com 20 años Energía solar fotovoltaica - Potenciales LCOE / Tarifas Medellín Cali Barranquilla Riohacha Media Precio promedio de la factura 500,00 400,00 300,00 200,00 100,00 Bogotá $/kWh Ciudad HSS LCOE FV (USD/kWh) Bogotá 4,31 $0,20 $0,18 7 Medellín 4,55 $0,19 $0,18 7 Cali 5,66 $0,15 $0,20 4 Barranquilla 5,69 $0,15 $0,16 4 Riohacha 5,90 $0,15 $0,16 4 * HSS Horas de sol estándar (diarias) Nacional a través del Ministerio de Minas y Energía, Mi nisterio de Vivienda y Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en el marco de sus funciones, fomentarán el aprovechamiento del recurso solar en proyectos de urbanización municipal o distrital, en edificaciones oficiales, en los sectores indus trial, residencial y comercial. Sustitución de la generación con diesel en zonas no interconectadas. El Gobierno Nacional imple mentará un programa destinado a sustituir progresivamente la generación con diésel en las ZNI con el objetivo de reducir los costos de prestación del servicio y las emisiones de gases contaminantes. Respuesta de la demanda: consiste en cambios en el consumo de energía eléctrica por parte del consumidor, con respecto a un patrón usual de consumo, en respuesta a señales de precios o incentivos diseñados para inducir bajos consumos. Autoconsumo total y balance neto: conceptos Tipos de instalaciones: Según su conexión y funcionamiento con respecto a la red de distribución pública, las instalaciones autogeneradoras se clasifican así: Autoconsumo total o Instalaciones autogeneradoras aisladas: aquellas en las que no existe conexión eléctrica alguna con la red de distribución pública. Conexión híbrida: o Instalaciones autogeneradoras asistidas: aquellas en las que existe una conexión con la red de distribución eléctrica, pero sin que los generadores puedan estar trabajando en paralelo con ella. Balance Neto o “net metering” o instalaciones autogeneradoras interconectadas: aquellas que están normalmente trabajando en paralelo con la red de distribución eléctrica pública. Este es el tipo de operación establecido por la Ley 1715. Cuando la electricidad generada por viviendas, Análisis técnicos de soporte Proyecto UPME - BID CU residencial (USD/kWh) Ventaja comunidades, industrias, centros comer ciales y demás establecimientos que no es autoconsumida instantáneamente se vierte a la red para posteriormente ser compensada por energía consumida o por créditos transables con terceros. Con este tipo de conexión y operación la red de distribución eléctrica pública servirá como batería, para que los excedentes de electricidad autogenerada sean consumidos por otros usuarios y en cierta forma por el propio autogenerador durante sus horas pico de consumo cuando su demanda es mayor que su autoproducción eléctrica instantánea. ¿Nuevo modelo energético? ¿Hacia la democratización energética en Colombia? La promulgación de la Ley 1715 del 13 de Mayo de 2014 es considerada como el inicio de una nueva etapa en la historia de la electricidad colombiana luego de la fase inicial de electrificación por parte de pioneros extranjeros y colombianos, desde fines del Siglo XIX hasta 1928, cuando se estableció el monopolio estatal de generación, transmisión, distribución y comercialización de electricidad, principalmente de origen hidráulico. En virtud de la nueva Constitución Política de 1991, se permitió la participación de particulares en la prestación de servicios públicos y se emitieron la Ley 142 de Servicios Públicos y la Ley 143, conocida como la Ley Eléctrica. En desarrollo de esta legislación se estableció el actual esquema operativo del Sector Eléctrico. La filosofía del esquema implantado mediante la Ley Eléctrica de 1994 fue establecer el régimen de las actividades de generación, interconexión, transmisión, distribución y comercialización, el apro vechamiento económico de las fuentes convencionales y no convencionales de energía, dentro de un manejo integral eficiente y sostenible de los recursos energéticos del país, promover el desarrollo de tales fuentes, la libre competencia, impedir prácticas que constituyan competencia desleal o abuso de posición dominante en el mercado y que las actividades relacionadas con el servicio de electricidad se regirán por principios de eficiencia, calidad, continuidad, adaptabilidad, neutralidad, solidaridad y equidad. Sin embargo, la realidad presente del sector muestra que de los 62.167 GWh generados durante el pasado año (2013) en Colombia, el 60.6% fue producido por tres empresas. Se registra la inscripción de 47 empresas como agentes generadores, pero 24 de ellas apenas participaron con el 1 % de la generación eléctrica del país durante todo el año pasado. De otro lado, las cifras muestran que el aprovechamiento de nuestro potencial en energías renovables no convencionales ha sido cercano a la nulidad en nuestro país. Según un documento recien te de la Unidad de Planeación Minero Energética – Upme, la capacidad instalada de energía solar fotovoltaica es de 4.5 MW, lo cual representa apenas el 0.3 por mil de la capacidad actual instalada de generación eléctrica de Colombia. El mismo documento registra solamente la generación eólica en Jepirache, de 19 MW, que indicaría que la capacidad de generación eólica en Colombia corresponde al 1.3 por mil de la capacidad actual instalada de generación eléctrica. La legislación actual clasifica a los agentes generadores conectados al Sistema Interconectado Nacional como: generadores, (efectúan sus transacciones de energía en el mercado mayorista de electricidad, normalmente con capacidad instalada superior a 20 MW); plantas menores (con capacidad instalada inferior a los 20 MW); autogeneradores (producen energía eléctrica exclusivamente para atender sus propias necesidades. Usa la red pública para fines de obtener respaldo) y cogeneradores (producción combinada de energía eléctrica y energía térmica, que hace parte integrante de una actividad productiva). Viabilidad económica de autogeneración en Colombia. Análisis oficial de la energía solar fotovoltaica Para comparar distintas tecnologías se utiliza el concepto de Costo Nivelado de la Electricidad, conocido como LCOE(“ Levelized Cost of Electricity”). Internacionalmente se acostumbra a expresar este costo unitario en dólares americanos por energía generada (USD $/kWh). Para el cálculo del LCOE se tiene en cuenta los diferentes costos involucrados durante toda la vida útil de producción de energía, tales como los costos de inversión (Capex), los costos de operación (Opex), entre ellos el costo de combustible (en la producción de energía con fuentes fósiles), los costos de mano de obra operativa y de mantenimiento, el costo financiero de los recursos. Igualmente se afecta por las externalidades (costos medio ambientales, sociales, etc.) que ocasiona cada fuente energética. El siguiente cuadro presentado recientemente por la Unidad de Planeación Minero Energética muestra que en Colombia la energía solar fotovoltaica ha alcanzado la “paridad con la red”. Esto significa que para un consumidor final de electricidad en Colombia resulta económica y financieramente conveniente instalar paneles solares para autogenerar su electricidad puesto que el costo de producir su electricidad solar fotovoltaica (LCOE FV) es inferior (en Cali, Barranquilla y Riohacha) que el valor de la energía comprada actualmente (CU residencia) y tales costos son cercanos en Bogotá y Medellín. Cuadro 1 Fuente: Presentación de la Unidad de Planeación Minero Energética, UPME, Cartagena, 26 de junio de 2014.


RI ​​Oct-​Nov 14
To see the actual publication please follow the link above