Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

Excelencia Operacional

02 abr 2014

¿Qué es la excelencia operacional? - Parte 1

El concepto de Sostenibilidad Organizacional hace pensar en la idea de "excelencia", cuando se integran las ventajas competitivas con las características de calidad, eficiencia y eficacia de una organización. La competitividad no es fruto de la casualidad ni surge de golpe.  Se crea y se adquiere a través de un largo proceso de aprendizaje y negociación con la participación de todos.

El diccionario de la Real Academia Española define el concepto de excelencia como “superior calidad o bondad que hace digna de singular aprecio y estimación una cosa”; y el concepto de excelente se da a algo o alguien “que sobresale en calidad, bondad, mérito o estimación”. En otros términos la excelencia consiste en calidad de nivel o grado superior, que traducido en palabras sencillas: la excelencia en las actividades de una compañía es hacer bien las cosas y hacerlas bien todo el tiempo, buscando la óptima calidad desde la primera vez. No hay otros secretos, hacer las cosas bien está al alcance de todos, no es más costoso, cuesta mucho más hacerlas mal.

La Excelencia Operacional se define como “la gestión sistémica y sistemática de la seguridad, salud ocupacional, medio ambiente, productividad, calidad, confiabilidad, y excelencia para lograr un desempeño de Categoría Mundial”, implica usar la capacidad total de la compañía (procesos, tecnología y talento humano) para implementar estrategias de optimización que garanticen la efectividad de las operaciones, para el éxito del negocio.

La Excelencia Operacional, en esencia consiste en hacer correctamente las cosas correctas; busca ejecutar de la mejor manera posible lo definido en el plan de estrategias corporativas; en últimas es desarrollar las actividades de la organización de tal forma que se traduzcan en los mejores resultados técnicos y financieros. Para lograr la Excelencia Operacional se usan metodologías como: La Planeación Estratégica, la Reingeniería de Procesos, la Calidad Total, el Mejoramiento Continuo, la Gestión de Activos, la Confiabilidad Operacional, y las nuevas Tecnologías de la Información.

La Excelencia Operacional se logra cuando todos y cada uno, de los miembros de la empresa, pueden ver el flujo permanente de valor hacia el cliente, y aportan con sus actividades a la continuidad del flujo, para evitar que este se interrumpa.  La excelencia implica mantener los procesos correctos y utilizar la guía adecuada.  Los procesos pueden enseñarse debidamente a todos y no dependen de opiniones personales; por tanto, cualquiera puede ir en busca de la Excelencia Operacional, en cualquier ambiente y hacer que esta se alcance.

La Excelencia Operacional se dirige a diez áreas de competencia: Talento Humano, Seguridad, Medio Ambiente, Calidad, Integridad, Confiabilidad, Productividad, Salud Ocupacional, Costos y Servicios. Para evaluar el avance de la Excelencia Operacional se utilizan indicadores claves de desempeño, definidos para cada una de las áreas nombradas, integrados en diagramas de araña, Balanced Scorecard, software de gestión, u otras herramientas estadísticas usadas en los sistemas de mejoramiento continuo.

En conclusión, para implementar exitosamente un programa de Excelencia Operacional se deben trabajar simultáneamente todas y cada una de las áreas mencionadas, mediante la aplicación de políticas de formación, motivación, incentivación, reconocimiento y desarrollo eficaz del talento humano, fundamentadas en la misión y enfocadas en la visión corporativa.


x
Luis
04 de junio de 2015 a las 16:48

Estimado Oliverio: realmente una satisfacción apreciar que Ud. utiliza el término "formación", cuando el que está en boga es "capacitación". No se hace capaces a las personas por el dictado de un curso o el desarrollo de una actividad supuestamente instructiva. Debemos formar a las personas y ese es un trabajo nada sencillo. Una de las formas mas comunes de fracasar en este sentido, es caer en la simpleza de considerar que todos las personas tienen igual capacidad para el aprendizaje o retención del mismo. Se gastan cuantiosos fondos en actividades de instrucción que a pocos aportan verdaderamente, y se dice que todos las han recibido, por lo tanto deben aplicar su contenido. En resumen, si no estamos dispuestos a destinar los esfuerzos de auditoría a las capacidades de los hombres, que habitualmente aplicamos a otros recursos de la empresa, no seamos ilusos y no esperemos resultados improbables. Atentamente Luis F.

Luis
04 de junio de 2015 a las 16:46

Estimado Oliverio: realmente una satisfacción apreciar que Ud. utiliza el término "formación", cuando el que está en boga es "capacitación". No se hace capaces a las personas por el dictado de un curso o el desarrollo de una actividad supuestamente instructiva. Debemos formar a las personas y ese es un trabajo nada sencillo. Una de las formas mas comunes de fracasar en este sentido, es caer en la simpleza de considerar que todos las personas tienen igual capacidad para el aprendizaje o retención del mismo. Se gastan cuantiosos fondos en actividades de instrucción que a pocos aportan verdaderamente, y se dice que todos las han recibido, por lo tanto deben aplicar su contenido. En resumen, si no estamos dispuestos a destinar los esfuerzos de auditoría a las capacidades de los hombres, que habitualmente aplicamos a otros recursos de la empresa, no seamos ilusos y no esperemos resultados improbables. Atentamente Luis F.

Luis
04 de junio de 2015 a las 16:46

Estimado Oliverio: realmente una satisfacción apreciar que Ud. utiliza el término "formación", cuando el que está en boga es "capacitación". No se hace capaces a las personas por el dictado de un curso o el desarrollo de una actividad supuestamente instructiva. Debemos formar a las personas y ese es un trabajo nada sencillo. Una de las formas mas comunes de fracasar en este sentido, es caer en la simpleza de considerar que todos las personas tienen igual capacidad para el aprendizaje o retención del mismo. Se gastan cuantiosos fondos en actividades de instrucción que a pocos aportan verdaderamente, y se dice que todos las han recibido, por lo tanto deben aplicar su contenido. En resumen, si no estamos dispuestos a destinar los esfuerzos de auditoría a las capacidades de los hombres, que habitualmente aplicamos a otros recursos de la empresa, no seamos ilusos y no esperemos resultados improbables. Atentamente Luis F.

Luis
04 de junio de 2015 a las 16:45

Estimado Oliverio: realmente una satisfacción apreciar que Ud. utiliza el término "formación", cuando el que está en boga es "capacitación". No se hace capaces a las personas por el dictado de un curso o el desarrollo de una actividad supuestamente instructiva. Debemos formar a las personas y ese es un trabajo nada sencillo. Una de las formas mas comunes de fracasar en este sentido, es caer en la simpleza de considerar que todos las personas tienen igual capacidad para el aprendizaje o retención del mismo. Se gastan cuantiosos fondos en actividades de instrucción que a pocos aportan verdaderamente, y se dice que todos las han recibido, por lo tanto deben aplicar su contenido. En resumen, si no estamos dispuestos a destinar los esfuerzos de auditoría a las capacidades de los hombres, que habitualmente aplicamos a otros recursos de la empresa, no seamos ilusos y no esperemos resultados improbables. Atentamente Luis F.

Gerardo
05 de marzo de 2015 a las 10:04

Efectivamente, la verdad la llave para las empresas es el crecimiento y desarrollo del personal operativo, me queda muy claro sus comentarios ya que atravez de mi trayectoria en la industria lo mas satisfactorio a sido trabajar con la gente y es una maravilla cuando trabajas en equipo, la verdad de ahi salen los verdaderos genios de la operacion de las plantas y los mejores diseñadores del proceso,en hora buena por este articulo y le voy a dar seguimento para ver la posibilidad de aplicacion en este nuevo proyecto donde estoy trabajando que apenas empieza, un abrazo.

pepe
13 de febrero de 2017 a las 13:03

"A través"

pepe
13 de febrero de 2017 a las 13:03

"A través"

pepe
13 de febrero de 2017 a las 13:02

"A través"

pepe
13 de febrero de 2017 a las 13:02

"A través"

Gerardo
05 de marzo de 2015 a las 10:04

Efectivamente, la verdad la llave para las empresas es el crecimiento y desarrollo del personal operativo, me queda muy claro sus comentarios ya que atravez de mi trayectoria en la industria lo mas satisfactorio a sido trabajar con la gente y es una maravilla cuando trabajas en equipo, la verdad de ahi salen los verdaderos genios de la operacion de las plantas y los mejores diseñadores del proceso,en hora buena por este articulo y le voy a dar seguimento para ver la posibilidad de aplicacion en este nuevo proyecto donde estoy trabajando que apenas empieza, un abrazo.

HIGINIO
11 de abril de 2014 a las 13:23

Este escrito para mi no es mas que la llave para llevar acabo la realización de un proyecto no importa cual sea y de que tamaño desde la determinación de la Ingeniería conceptual, hasta el final. Únicamente lo que podría detener su aplicación y no lo digo para toda A. Latina sino para mi país seria la Corrupción galopante que aquí Impera . En hora buena para el Sr. Oliverio García P.

Oliverio García Palencia
12 de abril de 2014 a las 10:23

HIGINIO: Muchas gracias por su comentario. Día a día vamos a ir profundizando sobre cada uno de los temas nombrados. Espero generar una serie de debates que aporten al desarrollo de la industria latinoamericana. Pero le anticipo la conclusión: "Lo mas importante es el desarrollo de la gente"; el Talento Humano, es quien crea, diseña, construye, opera y mantiene las plantas industriales, desarrolla el software y los sistemas de control, la robótica, las comunicaciones, y los productos y servicios necesarios para el bienestar de la Humanidad. Por eso me atrevo a afirmar: Gerenciar la Confiabilidad del Talento Humano no es solo la clave para el desarrollo efectivo de la Prodúctica y la Terotecnología, sino el componente vital de los procesos de Gestión de Activos que soportan la Excelencia Operacional en la actual Sociedad del Conocimiento. Ya leyó mi artículo sobre Tendencias del Mantenimiento Industrial? Ya viene la 2a parte sobre Excelencia Operacional. Saludos Cordiales.

Fernando Sepulveda Barragan
02 de octubre de 2015 a las 12:16

Excelente articulo, para personas que trabajamos con gente en buscar su desarrollo y habilidad para entender lo que agrega y no agrega valor y lo apliquen en su dia a dia esta muy bien. Me gustaria pudieran compartir que pasos recomendarian para el desarrollo de la excelencia operativa en una organizacion de mediana a grande pues los paradigmas a romper y la resistencia al cambio en sus procesos es muy alta. Saludos